Se registran más de 40 aspirantes a la titularidad de la FGJEM

0
288
FOTO: Especial

 

Lilia González

Al vencer el plazo que tenían las personas interesadas en participar en la convocatoria para designar a la o el nuevo fiscal general de Justicia del Estado de México por un periodo de 9 años, fueron más de 40 las solicitudes ingresadas a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO).

Hasta este jueves 24 de febrero se tenían registradas 16 solicitudes, mientras que durante este viernes 25 de febrero ingresaron al menos otras 26.

Entre las personas registradas este viernes se encuentra: María de la Luz Quiroz Carbajal, coordinadora de delitos vinculados a la violencia de género de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, y Mario Salas Ortiz, actual encargado de la FGJEM tras la renuncia de Alejandro Gómez Sánchez.

También se encuentra: Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina, ex diputada federal; José Rubén Herrera Ocegueda, director general en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción; Víctor Manuel Torres Moreno, exsubprocurador de Toluca y director de la policía ministerial; Martín Marín Colín, fiscal regional en Toluca; y Claudia Romero Landázuri, titular del Órgano Interno de Control de la FGJEM.

Además de Jorge Malvaez Rodríguez, del Bufete Jurídico Malvaez-Malvaez & Asociados; Luis Eduardo Gómez García, titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM); Luis Marco Antonio López Valdez, quien dijo destacarse por la implementación del Sistema de Justicia Penal en el Estado de Veracruz; Hiram Ríos Kuri, asesor de Seguridad del Poder Judicial de la Ciudad de México; y José Gil García, subsecretario de Información e Inteligencia Policial de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

Una vez cerrada la convocatoria, la JUCOPO tendrá que valorar el perfil de los postulantes para proponer la lista de 10 hombres y mujeres que cumplieron cabalmente con los requisitos, teniendo como máximo el 3 de marzo para someter el dictamen a votación en el Pleno y, de ahí, la remisión al Ejecutivo para que depure la lista y reenvíe solo una terna a la Legislatura.