Sin organización el regreso a clases, dice Unión Nacional de Padres de Familia

0
194
FOTO: Juan Hernández

Por Alelhi Rodríguez

El próximo 30 de agosto iniciará el ciclo escolar 2021-2022, por lo que la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) solicitó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) un regreso responsable para garantizar la salud de los alumnos, docentes, administrativos y las mismas familias, ante la emergencia sanitaria por Covid-19.

En menos de 20 días regresarán a las labores educativas más de 25 millones de alumnos, entre niños y jóvenes, en todo el territorio nacional, por lo que esta organización se pronunció ante la falta de planificación que tienen las autoridades para esta nueva etapa.

La UNPF aseveró que desde hace meses han notado la falta de liderazgo y compromiso por parte de los competentes, las controversias en sus declaraciones y la falta de organización y congruencia en la aplicación de los protocolos propuestos.

Pidieron que estas definan los lineamientos, se ocupen de la adecuación de infraestructura, capacitación docente, inspección y vigilancia por la autoridad de salud, así como de un seguimiento epidemiológico.

En caso de que los padres de familia estén en el acuerdo que sus hijos regresen a las aulas, estos deberán asumir la corresponsabilidad de cuidarse y cumplir con los protocolos, así como supervisar que la escuela cumpla con los mismos.

“Como padres de familia, sabemos de la importancia de un regreso a clases presenciales, por las afectaciones de aprendizaje y la habilidad socioemocional que la ausencia de estas ha dejado en nuestros hijos; estamos conscientes de las consecuencias de rezago y abandono escolar y todo lo que esto afecta el desarrollo de nuestro país. Estamos a favor de un regreso, pero que sea responsable, no improvisado; un regreso comprometido con la educación y la salud de nuestros hijos y de sus maestros”, detalló la UNPF.

La encuesta “Escucharte para un Regreso Responsable”, que esta organización aplicó los primeros días de agosto, arrojó que el 38.6 por ciento de los padres, a nivel nacional, prefieren seguir con clases a distancia; el 35.3 por ciento, presenciales; y un 26.1 por ciento aplicará llevar un esquema de educación híbrido para sus hijos.