Valoran aplicar pruebas rápidas en escuelas

0
285
FOTO: Juan Hernández

Por Lilia González

Ante el llamado de algunos padres de familia para que las autoridades establezcan mayores candados a fin de reducir contagios por Covid-19 tras el regreso a clases presenciales, el secretario de Educación del Estado de México, Gerardo Monroy Serrano, informó que, en coordinación con la Secretaría de Salud, valorarán la posibilidad de que se realicen pruebas rápidas en instituciones educativas.

Indicó que será el próximo martes cuando los titulares de ambas secretarías participen, por instrucción del titular del Ejecutivo, en una mesa de trabajo para que valoren la posibilidad de efectuar este esquema.

“Tendremos una reunión el próximo martes, toda la estructura educativa con toda la estructura de salud. Quiero referir que, a través de la jefatura de jurisdicción sanitaria, vamos a estar trabajando y estaremos muy coordinados para abordar este asunto”, refirió.

A la par, señaló que las pruebas se pudieran aplicar por regiones, o bien, solo en escuelas en donde se presente al menos un caso de contagio, para contenerlo en lo inmediato.

“El objetivo es poder enfrentar algún caso que se pueda dar, porque no estamos exentos”, señaló al agregar que, de detectarse un caso positivo, procederían inmediatamente a cerrar el aula y aplicar pruebas a quienes hayan estado en contacto con la persona que se haya contagiado.

“Estará muy cuidado, ordenado y planeado este regreso; cabe destacar que ya tuvimos dos experiencias de regreso, una en talleres y laboratorios, en donde más de 45 mil alumnos estuvieron con todas las medidas y cuidados apegados al protocolo; logramos no tener ni un solo contagio en ese regreso, y el otro, en las últimas tres semanas antes del ciclo pasado, para hacer el diagnóstico académico, de infraestructura y el abonar a la parte socioemocional de los menores, ahí tampoco tuvimos contagios”, comentó.

Asimismo, indicó que si bien la impartición de clases se estará dando de forma mixta, es decir, presencial y a distancia, esperan que más del 50 por ciento puedan estar ya asistiendo físicamente a las aulas educativas.