Vigilancia en carreteras para evitar contingencias

1
136

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

La JCEM reporta sólo leves afectaciones por las lluvias, trabaja en la limpieza de cunetas y alcantarillas.

Pese a que las precipitaciones pluviales extraordinarias que se han presentado en últimos días han arrojado saldo blanco en carreteras, la Junta de Caminos del Estado de México (JCEM) se alista para hacer frente a posibles derrumbes y deslaves por la temporada de lluvias que entrará en su actividad más álgida en los meses de junio y julio.
El director del JCEM, Francisco Bringas Peñaloza  reportó que sólo se han registrado erosiones en las vías de comunicación mexiquenses, aunque, se comenzó con trabajos de limpieza en cunetas y alcantarillas para evitar el riesgo de mayores contingencias.
Tan sólo el año pasado por precipitaciones pluviales se atendieron cerca de 100 eventualidades en el territorio mexiquense, que derivó en destinar más de cien millones de pesos, escenario que se podría tener en este 2015.
“La temporada de lluvias aún no empiezan pero si han sido lluvias extraordinarias, que ahorita más que nada lo que provocan son erosiones, pero ahorita todavía no estamos tocando lo que es los derrumbes o los deslaves.”, expresó.
Informó que los focos rojos se presentan en los municipios del sur y la zona de los Volcanes, por lo que estarán atentos para prestar servicios, derivado de derrumbes o deslaves con la entrada de la temporada de lluvias.
“(Los focos rojos) son las del sur del Estado más que nada, hablar de municipios como Tejupilco, Amatepec, Tlatlaya, Sultepec, Ocuilan, acá de este lado (en el norte) y en la zona del Nororiente sería Villa del Carbón”, detalló.
Por lo que se mantendrán alerta a cualquier siniestro, pues explicó que cuando se atiende un acontecimiento derivado de fenómenos naturales se restringe la circulación en la zona afectada.
Bringas Peñaloza adelantó que a la par de atender contingencias en carreteras estatales, derivado de las precipitaciones pluviales, el programa de bacheo registra un avance del 85 por ciento, donde los trabajos restantes se concentran en las zonas sur.