Honoris Causa a Serrat

0
94
Distinción académica… El rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García, invistió con el Doctorado Honoris Causa al cantautor español, Joan Manuel Serrat; coincidieron en que el conocimiento es la única vía del progreso individual y colectivo. (Foto: Victoria Acevedo)

María GERARDO

 

  • UAEM entregó grado académico al cantautor, poeta, escritor, trovador y músico español.

 

Jorge Olvera García, rector de la Universidad Autónoma del Estado de México reconoció el notable trabajo plasmado en cada una de las letras de Joan Manuel Serrat, que encuentra el mayor cobijo en las injusticias para crear pensamiento y conciencia mediante sus composiciones para buscar la igualdad entre las personas.

Lo anterior, al distinguirlo con el galardón doctor Honoris Causa por su enorme aporte que ha forjado a la sociedad mediante la música a las ideas de generaciones que han evolucionado con sus letras.

Durante la ceremonia solemne realizada en las instalaciones del Aula Magna de la UAEM, el rector dijo “es un orgullo otorgar una distinción a alguien que con su obra se ha ganado el cariño y respeto del mundo, al igual que tú Joan Manuel trabajas con tu guitarra, como lo hacen los artesanos mexicanos con detalle para crear sus figuras”.

El cantautor catalán, Joan Manuel Serrat  fiel a su estilo, afrontó la distintiva fecha del martes 13 y se emocionó por la mayor distinción que realiza la institución verde y oro.

Al hacer usos de la palabra, Serrat, poeta y escritor no dudó en unirse con la familias de los estudiantes desaparecidos hace más de un año en Iguala, Guerrero y pidió el pronto esclarecimiento de los hechos ahora que la cultura vive amenazada.

“Para unirme al sentimiento general de los mexicanos, al sentimiento de dolor y rabia con un recuerdo para los 43 normalistas de Ayotzinapa de los que hasta la fecha seguimos esperando aclaraciones convincentes, porque creo que el México de los libros le ganará al de las armas”.

Asimismo, recordó la primera vez que pisó México en el lejano 1969 a raíz del exilio político que le permitió enamorarse de esta tierra, “a medida que más la conocía más me enamoraba de su música, paisaje, gente, comida, de su manera de amar la vida y convivir con la muerte”.