Tres días de luto nacional en Brasil

0
101

* El presidente Michel Temer expresó su “solidaridad”

con las víctimas y dijo que hará todo lo posible

para asistir a las familias de los fallecidos, en su mayoría

periodistas y deportistas del equipo de futbol Chapecoense.

Río de Janeiro.-Brasil decretó hoy tres días de luto nacional por el accidente de avión en Colombia en el que viajaba la mayor parte del equipo del Chapecoense y en el que murieron 72 personas.

El presidente de Brasil, Michel Temer, expresó su “solidaridad” con las víctimas y dijo que hará todo lo posible para asistir a las familias de los fallecidos, en su mayoría periodistas y deportistas del equipo de futbol Chapecoense.

“En esta hora triste que la tragedia se abate sobre decenas de familias brasileñas expreso mi solidaridad. Estamos colocando todos los medios para auxiliar familiares y dar toda la asistencia posible”, dijo Temer en una breve nota.

“El gobierno hará todo lo posible para aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y del periodismo nacional”, agregó el presidente, a cuyo pésame se sumaron otras autoridades como el ministro de Deportes o el presidente de la Cámara de Diputados.
Entre los fallecidos y heridos están la mayoría de los jugadores del Chapecoense -un modesto equipo de Santa Catarina, al sur de Brasil- que embarcó en la aeronave accidentada en Bolivia.

El equipo, que logró subir de la cuarta a la primera división brasileña en apenas cinco años, había salido horas antes de Sao Paulo para disputar el primer partido de la final de la Copa Suramericana contra el Atlético Nacional el miércoles.

La Agencia Nacional de la Aviación Civil de Brasil (ANAC, por sus siglas en portugués) dijo que el Chapecoense había solicitado autorización para fletar un vuelo al exterior y salir desde Sao Paulo, pero “por motivos técnicos” el pedido fue rechazado.

Las familias de los jugadores están reunidas en la sede del club, en la ciudad de Chapecó, según uno de los dirigentes, a la espera de tener confirmación del número de fallecidos y la eventual repatriación de los cuerpos.