REDACCION

El Tribunal Supremo notificó este lunes la autorización para exhumar los restos de Francisco Franco, sin que se requiera licencia local, toda vez que la propuesta del gobierno en funciones de España no viola ninguna ley urbanística, ni es contraria a reglas subsidiarias del ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial.

Tras analizar el informe de la Comunidad de Madrid, los magistrados determinaron que no hay ninguna irregularidad en relación a la normatividad de sanidad mortuoria, por lo que también se considera constitucional el real decreto de ley aprobado por el gobierno en funciones, según reporte del diario El País.

El 24 de septiembre, el Tribunal Supremo avaló la exhumación de los restos del exdictador y trasladarlos de Valle de los Caídos, donde se encuentran sepultados, al cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

El presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, desea llevar todo el proceso antes de que inicie la campaña electoral, rumbo a los comicios del 10 de noviembre próximo, pero esperaba la resolución completa del Tribunal Supremo, a fin de conocer los detalles de la inmediata exhumación.

La notificación del Tribunal Supremo avala los planteamientos del gobierno español y desestima los alegatos de la familia Franco, que rechazaba la exhumación y el traslado para su sepultura al cementerio de El Pardo, donde se encuentran los restos de Carmen Polo, esposa de Francisco Franco.

Los familiares del exdictador están a la espera de la resolución al recurso de amparo que interpusieron por vulneración de derechos fundamentales, el cual -sin embargo- tiene pocas probabilidades de ser considerado, toda vez que la sentencia rechaza los tres argumentos planteados.

Francisco Franco, conocido como el “Generalismo” y “El caudillo”, gobernó el país con “mano de hierro” desde 1936, cuando fue  nombrado jefe supremo de las fuerzas que enfrentaron y derrotaron a los republicanos, hasta su muerte en 1975 cuando se inició la apertura democrática en España.