Amor eterno

1
31
Tristes recuerdos… Flores, oraciones y música fue lo que varias personas llevaron ayer a los panteones para postrarse en las tumbas de quienes en vida fueron sus madres. Esta fue la otra forma de celebrar el 10 de Mayo, aunque con un poco de dolor, nostalgia y recuerdos. (Foto: Victoria Acevedo)

Guillermo GUADARRAMA

 

  • Día de la Madre desde los panteones para quienes se adelantaron en el camino.

 

Terminó el festejo del Día de las Madres y muchas de ellas fueron visitadas en sus hogares para ser festejadas por hijos, esposos y hasta nietos; pero para otras familias la celebración fue llevada a los panteones debido al deceso de las reinas de la casa.

Llevando flores y música, los familiares invadieron los panteones para recordar y festejar a las madres que se adelantaron en el camino.

Muchos otros van de manera individual puesto que los horarios debido a la jornada de trabajo evitan que las personas lleguen a un acuerdo para poder efectuar una visita masiva, no obstante, como la señora Patricia mencionó en entrevista para el periódico 8 Columnas «Mis hermanos nunca faltan sólo que no podemos venir juntos, unos ya vinieron y el que falta vendrá después a visitar a mi mamá y a mi abuelita».

Por esta ocasión, se perciben tumbas prácticamente renovadas, al ser limpiadas, podadas (las que cuentan con pasto y flores) y adornadas con ramos de diferentes tipos de flores como rosas, gladiolas y margaritas.

Otros acompañados de cantantes clandestinos quienes explican que en estos días nunca les falta el trabajo; sin embargo, muchos prefieren poner canciones desde un celular o aparato reproductor para ahorrarse un dinero extra, también se comentó que las canciones más pedidas en esta fecha son «Las mañanitas», «Amor eterno» y «Señora, señora»; en este día cada canción cuesta alrededor de 25 pesos pero se maneja en paquete de cuatro canciones por cien pesos.

Jonatán Josué del Castillo, quien es uno de los cantantes y guitarristas que rondaba por los pasillos del Panteón General el día de ayer para cantar a las mamás, explicó que este año a comparación de los anteriores, hubo un descenso en cuanto al número de personas que visitaron a sus seres queridos.

Aseguró que esto se debe a la rutina laboral pero principalmente al sentimentalismo, el cual se está perdiendo con el paso del tiempo.

Mientras que afuera de los panteones, floristas hicieron su agosto vendiendo sus productos a todos los visitantes que no querían llegar a la tumba de sus seres queridos con las manos vacías.

Principalmente, son los adultos mayores (viudos) quienes van a visitar el panteón sin algún acompañante o familiar, en algunos casos debido al trabajo de los hijos que no tienen tiempo de visitar y en otras ocasiones por el simple abandono de los mismos.

Finalmente, para los visitantes, a pesar de ya no tener consigo a sus madres de familia, comentan que es un día memorable pues si ya no pueden tener a su familiar de manera física, ella se encuentra siempre en sus corazones.