viernes, febrero 23, 2024
InicioNacionalAbatir discriminación

Abatir discriminación

*Para alcanzar democracia igualitaria.

Alcanzar la democracia igualitaria sólo será posible si se erradica la discriminación en todas sus vertientes, afirmó el magistrado Manuel González Oropeza, de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Al participar en el foro, con motivo del Día Internacional de la Mujer, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), estableció que sin excepción, «las mexicanas y los mexicanos deben ejercer a plenitud sus derechos fundamentales».
«La democracia igualitaria se basa en el principio de no discriminación por cuestiones de género, preferencias sexuales, estado civil, condición étnica y por todo aquello que afecte a la dignidad humana», señaló.
El magistrado de la Sala Superior tomó parte en la mesa denominada «Hacia una democracia igualitaria», en donde expuso que los derechos políticos de las mujeres han sido plenamente validados, con la reciente reforma constitucional.
La modificación «hace obligatoria la paridad en la postulación de candidatos a cargos de elección, el siguiente paso es abonar a que existan condiciones de igualdad para todos los habitantes del país».
Resaltó que la reforma al Artículo 1 constitucional tuvo la finalidad de impedir cualquier forma de discriminación, lo que hasta ahora no se ha logrado, pues en el caso del sexo, trasciende el origen étnico, ya que las mujeres más pobres son las indígenas y las que sufren mayor exclusión son las ancianas.
Por ello consideró necesario hacer respetar los derechos de las personas desde todos los ámbitos, género, situación económica, edad y preferencias sexuales, hasta lograr que la dignidad humana prevalezca por encima de las prácticas discriminatorias. Los derechos políticos son la puerta para la defensa de los demás derechos, aseveró el magistrado González Oropeza.
Enfatizó que el TEPJF ha garantizado el ejercicio de prerrogativas como la libertad de expresión, pero hace falta que desde otras trincheras se hagan efectivos los derechos a un salario digno entre hombres y mujeres, a una vivienda digna y a la educación.

Artículo anterior
Artículo siguiente
PODRÍA INTERESARLE ...

69 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO