A mi manerA

1
135
César Gómez Monge. Secretario efectivo y confiable.

Por Julio A. AGUIRRE

* El Buen Fin del Ejecutivo.
* La sombra (J. Salinas) se volvió luz.
* César Gómez Monge. Efectividad.

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad. Pearl S. Buck.

    La atención y miradas de los mexiquenses de a pie estuvieron puestas -viernes, sábado y domingo- en el llamado Buen Fin, abarrotando centros comerciales. Empleados de gobierno fueron los más beneficiados tras recibir aguinaldo adelantado para dar rienda suelta a pagar lo que necesitaban o simplemente les gustaba.

    El Palacio Legislativo mexiquense se unió a la prolongada divulgación dándole al vecino que despacha en el Palacio Ejecutivo, su Buen Fin y mejor inicio 2016, con la aprobación del Paquete Fiscal que permite al gobierno del Estado contar con un monto superior a 221 mil 285 millones de pesos que privilegia la inversión social y establece incrementos presupuestales para seguridad pública y procuración de justicia, así como el Gasto de Inversión respecto al ejercicio fiscal anterior.

    De nada sirvieron los intentos de resistencia, sobre todo del legislador perredista, Javier Salinas Narváez, quien finalmente, junto con su bancada terminó dando el aval. 70 los votos a favor por sólo dos en contra (diputados de Morena). Lo hecho el pasado fin de semana al interior de la LIX Legislatura avala lo aquí comentado en su momento. Nada ni nadie echaría por la borda la solicitud del Partido en el poder. El Partido Revolucionario Institucional, apoyado por aliados interesados y convenencieros, resulta mayoría que les permite tener agarrados de las orejas a los opositores, algunos bravos, valientes, rejegos, escandalosos, oportunistas o exhibicionistas. La elección es de usted, amable lector.

    La aprobación del Paquete Fiscal del Estado de México 2016 confirma, asimismo, otro punto destacado en este espacio. No es cierto que en el país y/o el Edomex no hay dinero. Billete sobra y la llamada crisis financiera, el precio del dólar por las nubes, y el valor del barril de petróleo por los suelos, es un mito. Nadie asusta a ninguno con el petate del muerto. Insistimos, frases como “hacer más con menos” y “apretarse el cinturón” deben ser borradas para siempre de los discursos dormilones de nuestras autoridades.

    Que el pasado Buen Fin legislativo cumpla con las expectativas y necesidades del pueblo mexiquense.

COMO VA…

    Dudas… uno de los rubros que recibieron incremento es la seguridad pública, tema toral en la entidad. Ciertamente, no hay dinero suficiente que solucione los problemas que tienen agobiada y temerosa a la sociedad.

    ¿Es el presupuesto la base para mejorar la seguridad de los mexiquenses? No necesariamente. Se compra equipo y armamento, se ofrecen cursos de capacitación y hasta ahí. Hasta el momento los elementos encargados de la seguridad pública ocupan, según sondeos, los últimos lugares en eficacia y credibilidad. En ocasiones el dinero sirve para solucionar problemas, en otros, para incrementar complicaciones.

    Salud… de las pocas dependencias del gobierno estatal que ofrece resultados tangibles se encuentra la Secretaria de Salud. Su titular, César Gómez Monge ha respondido a la confianza en él depositada por el mandatario mexiquense y de manera efectiva y poco protagonista, Gómez Monge suple los dichos con los hechos.

    Dejó de relinchar… parecía, perdón por el comparativo, un brioso corcel dispuesto a todo por no ser “domado”. De pronto Javier Salinas Narváez, que con su figura y nombre ponía los pelos de punta al interior de la Cámara de Diputados y al mismo Palacio Ejecutivo, tomó las cosas con calma y durante la lectura de la aprobación al Paquete Fiscal, reconoció el trabajo de los diputados para dictaminar el proyecto original, toda vez que fue un proceso rico en propuestas que incluyó los planteamientos de los distintos grupos parlamentarios.

    Ante tan repentino cambio de actitud deja Javier Salinas de convertirse, como lo prometió, en la sombra del gobierno mexiquense, es pregunta. Sólo él sabe la respuesta.

    Hueco… desde que Alfonso Navarrete Prida fungió como procurador general de Justicia del Estado de México no ha llegado a la dependencia personaje que iguale siquiera el trabajo realizado por el hoy Secretario de Trabajo y hombre de confianza del mexiquense, Enrique Peña Nieto.

    Navarrete Prida ofrecía, casi a diario, conferencias en las que siempre hacía la presentación de delincuentes. Su trabajo como abogado de los mexiquenses consistió y se distinguió en trabajo de hechos.

    Fue un procurador de resultados pese que algunos llegaron a cuestionar su nombramiento.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final… A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx