A mi manerA

0
145
Cruz Juvenal Roa Sánchez. Complacido.

Por Julio A. AGUIRRE

* Dejemos las medianías.
* Sin excusas y pretextos.
* De todos modos surgirá la “roqueseñal”.

Cuando se trata de dinero todos son de la misma religión. Francois-Marie Arouet de Voltaire.

    Siempre hemos señalado que la terquedad con sentido común debe ser incluida entre las virtudes de todo ser humano. Ciertamente, hay de tercos a tercos que significa que la verdad-verdad no lleva el mismo camino ni tiene idéntica visión.

    Qué bueno que esto se dé, contrariamente la existencia no tendría sentido.

    Cruz Juvenal Roa Sánchez, presidente de la Junta de Coordinación Política al interior del Poder Legislativo, destacó la responsabilidad y pluralidad en el dictamen del Paquete Fiscal 2016 de los grupos parlamentarios de la LIX Legislatura en beneficio de todos los mexiquenses, y en particular por la liberación responsable y plural de dicho paquete.

    Si nuestra vista no nos falla, y nuestra poca masa encefálica lo permite, asumimos que el diputado del Partido Revolucionario Institucional está contento y agradecido por lo que recientemente se aprobó, pensando en el bienestar ciudadano.

    Desde otra trinchera, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, reconocía a senadores y diputados federales así como a legisladores locales de la entidad, por la aprobación del Paquete Fiscal del Estado de México que son prudentes, responsables y privilegian el gasto social para beneficio de la economía familiar; además, de que no consideran creación o aumento en impuestos.

    Hasta aquí, todo bien al coincidir el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. A bote pronto pareciera que no hay argumentos para la contradicción o el pero…  hay algo que el terco que escribe sigue sin entender.

    Si se comprende, reconoce y hasta se agradece el monto estipulado a nivel estatal y federal para el Estado de México, qué sentido tiene agregar en el discurso que el Paquete Fiscal 2016 será austero, es pregunta.

    Si alguien nos quiere explicar (de preferencia que sea con peras y manzanas) lo vamos a agradecer.

    Es poco o es suficiente; está bien o está mal. No hay de otra. Dejemos, pues, las medianías. En 2016 la brincamos o nos atoramos. Ciertamente, somos tercos al solicitar, soñadoramente, que nuestras autoridades se olviden del clásico “hacer más con menos” y “apretarnos el cinturón”.

    Escuchamos, en su momento, lo dicho por el presidente de México, el mexiquense Enrique Peña Nieto cuando solicitó a funcionarios públicos no poner de pretextos el clásico “no hay dinero”, o “nos recortaron el presupuesto”, para no cumplirle al pueblo.

    Lo escuchado dentro y fuera del Estado de México deja, en lo personal, la confirmación de que el pesimismo es primo hermano del optimismo.

LA “ROQUESEÑAL”

    Hay un gran número de cosas que requieren menos fuerza para hacerlas que para pensarlas, y menos para hacerlas enérgicamente que para hacerlas moderadamente. Paul Ambroise Valéry.

    Hoy dentro de las filas del Partido Revolucionario Institucional se manejan los nombres de Manlio Fabio Beltrones y Carolina Monroy del Mazo como posibles candidatos a la presidencia de México y el Estado de México, respectivamente.

    Los bonos de ambos en mucho se deben a la postura que hoy guardan dentro del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor (a sus trayectorias y/o parentescos) él como número uno, ella como la número dos.

    Dos grandes preocupaciones y ocupaciones tiene el Revolucionario Institucional en menos de 365 días. Conservar el poder en la entidad mexiquense (2017), y mantenerse en la silla más importante del país (2018).

    Si salen adelante en ambas elecciones los tricolores podrán repetir la “Roqueseñal” a la oposición; pero si pierden una, la que sea, sentirán en carne propia lo que significa tan corriente y vulgar ademán.

    En nuestra percepción hay mayores posibilidades para que se gane en la entidad mexiquense; repetir en la Presidencia de la República conlleva, lógicamente, adversarios de mucho peso. No compartimos la postura de que partido que gobierna el Edomex tiene asegurado el triunfo presidencial, eso lo saben los tricolores; entonces la militancia deberá pensar e irse preparando. En 2018 cualquier cosa puede suceder.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final… A mi manerA.

    Correo electrónico:
 aguirre@8columnas.com.mx