A mi manerA

1
117
Vicente Fox. Se le arrugaron los…pantaloncitos.

Por Julio A. AGUIRRE

* Ni tan “machito”.
* Lo que Chente quiso decir…
* Trump ¿le dará chamba de albañil?

Dónde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?  Khalil Gibran.

    Cuando Vicente Fox Quesada, expresidente de México se lanzó en contra de Donald Trump en “heroica” defensa de todos los mexicanos -por aquello de la idea del candidato a la presidencia de los Estados Unidos de levantar muro en total rechazo a nuestros hermanos, quien escribe casi hace fiesta, brinca y grita. “Ese es mi Chente cabrones”.

    La simpatía y valentía que un bravo, valiente, entrón  y bocón que no se atrevió como mandatario de los mexicanos, en su calidad de ex Fox Quesada trató de ganar alguna simpatía.

    No fue necesario que surgiera la figura de su (ex) vocero con el clásico: “Lo que Chente quiso decir…”

    Tampoco Martha Sahagún intervino en lo señalado por un hombre que montado en su “cuaco”, con la bandera de México en una mano y la pistola en la otra, echaba tiros en contra del enemigo número uno…o dos…o tres, o quien sabe cuántos más de México.

    El nuevo Vicente (Zapata) Fox, se ganó algún reconocimiento ciudadano incluyendo el del responsable de este espacio.

    Lo creímos a pesar de su “traición” al Partido Acción Nacional y su inexplicable apoyo (casi casi afiliación) al partido que en su momento calificó de víbora prieta, alimañas, tepocatas.

    El gusto duró poco, muy poco.

    De pronto “mi Chente” se cayó del caballo, se le acabaron las balas y se le arrugaron los…pantalones (ya se nos hacía muchos espolones para tan poco gallo).

    “Sí, soy lo suficientemente humilde (¡ay güey!) como un líder debe ser, un líder compasivo. Si te he ofendido (Donald Trump) lo siento”, dijo Fox a Trump el pasado miércoles en una entrevista realizada en los Ángeles con Breibart News.

RECULA

    Los hábitos arraigados siguen de pie aún después de haber desaparecido las necesidades que los formaron. Étienne Bonnot.  

    Recordemos el primer mensaje de Fox en contra en contra de Donald Trump.

    Lo llamó fanfarrón, presumido, ignorante, falso poeta, narcisista, perdedor y loco entre otros calificativos (faltó el víbora prieta, tepocata, alimaña, sanguijuela -y de paso tomar prestadas las de Paquita la del Barrio: “¿me estás oyendo inútil?-, te estoy hablando a ti”.

    Ahora lo recientemente expresado: Fox tiene la intención de invitar a Trump para que viaje a México y discutir sobre migración y el Tratado de Libre Comercio (NAFTA).

    Mensajes increíblemente disparates de un personaje que fue presidente de México. Será acaso que Fox realmente quiere llevar al  rancho al norteamericano, meterle unos tequilas entre pecho y espada y luego hacer (Fox), que Trump le dé chamba de albañil  para construir muros.

    Una petición a todo aquel mexicano que pueda encontrarse a Vicente Fox en algún sitio. No le griten ¡Huuuuuulero!, recuerden que la Federación Internacional de Futbol (FIFA) puede multarlos.

    Ya me enojé y mejor aquí le corto. Nos leemos el próximo lunes…si usted así lo decide.

    Por cierto, consideramos que siempre sí es necesaria la presencia de Rubén Aguilar y explique lo que Chente quiso decir.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx.