A mi manerA

0
50
Carmen Salinas.No se le está faltando al respeto.

Por Julio A. AGUIRRE

*Costosos caprichos
*PRI, arropado por los populares.
*Presos injustos, carta.

Nadie sabe lo que hace mientras actúa correctamente, pero de lo que está mal uno siempre es consciente. Johann Wolfgang Von Goegthe.

    Malo que César Camacho Quiroz, entonces en su calidad de presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) llevara a la señora Carmen Salinas un regalo con bonito moño. Usted es diputada federal. Le dijo.

    Malo que la señora -Carmen Salinas- aceptara gustosa -¿a quién le dan pan que llore no?- aceptara gustosa el  obsequio.

    Queremos pensar que la actriz lo que menos requiere es dinero para seguir viviendo de manera cómoda y tranquila, entonces ¿por qué aceptar tan inmerecido obsequio? El poder, otra vez ese maldito-bendito poder que todos quieren abrazar aunque no se tenga idea de cómo, en qué y con quién se debe canalizar.

    Viejo tema y reclamo fuera de lugar, podrán expresar.

    ¿Cuándo entenderán los dirigentes de partidos que la política no se inventó para satisfacer caprichos de familiares, amigos, modelos, actrices, cantantes y deportistas?

    No estamos minimizando y menos cerrando puertas para nadie y tampoco negando la oportunidad, calidad y/o conocimientos de los señalados; se trata, simplemente, de poner la sal en el salero y la azúcar en la azucarera. Digo.

    Existen los que dicen conocer de qué se trata este “negocio” y muchos terminan por no saber ¿Qué podemos esperar de espontáneos? No están los tiempos para inventar legisladores y esperar que aprenda.

    La señora Salinas fue exitosa en su carrera ganándose el cariño de muchos mexicanos. Buena en lo suyo sin importar que su trayectoria giró en películas de ficheras encarnando la simpática borrachita a la que le apodaban “La Corcholata”.

    Ahí entra el interés y la ambición de los políticos en subirse al carro de los famosos y atraer la simpatía del pueblo. Jalar votos cómo sea y con quién sea es la consigna. Ciertamente luego llega el pago -nada en política es gratis- y ahí tenemos a la señora Carmen Salinas sentada en una curul en la misma Cámara de Diputados.

    Ella feliz y contenta olvidando que su vida sufrió un cambio brutal. “La Corcholata” o “La Aventurera” era aplaudida y querida por los mexicanos.

    Carmen Salinas ya como integrante de la “Familia Real”  pierde cariño y credibilidad al aceptar el regalo cortesía del mexiquense César Camacho Quiroz, viéndose “comprometida”  a defender los colores, siglas e intereses del partido en el poder.

    Deportistas, cantantes, actores, cómicos, actrices y modelos entre otros no tienen culpa que líderes dadivosos continúen dando lo que les sobra, aunque no sean los dueños.

     Los curules se respetan, no se regalan.  Zapatero a tus zapatos. ¡Entiendan!.

IMPUNIDAD

    El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan. Pablo Neruda.

    A nuestras manos llegó carta de una madre desesperada que nos motivó hacerla pública en este espacio, esperando que el procurador general de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez se dé por enterado y cumpla con la responsabilidad que le confiere.

    Aplicar la ley de manera pronta y expedita porque la justicia no debe esperar y la injusticia no se debe tolerar.

    Habitante del municipio Joquicingo, la señora Lilian Urbina Ramos nos cuenta una historia lamentable. Su hija Karen Sofía Urbina Ramos fue detenida por el delito de secuestro y se encuentra presa.

    La angustia de Lilian Urbina es compartida por familiares de los jóvenes Jorge Peralta Vázquez y Rigoberto Ferreira Gómez, en las mismas condiciones de Karen Sofía.

    Pese a diferentes pruebas presentadas ante la autoridad que demuestran la inocencia de los inculpados, dice el escrito, los jóvenes continúan presos.

    En la carta se plasma datos, horarios, hechos y testigos que avalan a los inculpados sin embargo en el proceso existen varias inconsistencias que también son explicadas con lujo de detalle.

    Se nos informa que en el caso hay ex servidores públicos involucrados -con amoríos de por medio-  quienes aún sin cargo público siguen valiéndose de padrinos poderosos que defienden al injusto a costa del dolor del inocente.

    Grande posibilidad que Sánchez Gómez no esté enterado del tema y mandos medios estén obstruyendo la información y la justicia.

    Tener una hija (o) -en este caso tres- privada de su libertad es angustiante y aberrante.

    En el Estado de México el horno no está para bollos. La falta de confianza ciudadana hacia nuestras autoridades no ha apagado, sin embargo, el grito de ¡Justicia!

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

    Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx