A mi manerA

0
138
Alfredo del Mazo Maza. Está tranquilo.

Por Julio A. AGUIRRE

*Últimas cuentas.
*Maldito socavón.
*De tin Marín de don…

Una conducta desarreglada aguza el ingenio y falsea el juicio. Louis de Bonald.

Durante su sesión, el Tribunal Electoral Federal ordenó el recuento de 556 casillas correspondientes a 32 distritos electorales de la elección de gobernador en el Estado de México, al considerar que en ellas se actualizó alguna de las causas que la legislación local establece para realizar un nuevo escrutinio y cómputo.

¿Se complica el triunfo de Alfredo del Mazo Maza cómo gobernador de la entidad?, se preguntarán quienes somos neófitos en leyes electorales.

Este domingo 27 de agosto, desde las 9:00 horas, los mexiquenses podremos ver algunos cambios en las cifras finales; sin embargo nada, al parecer, que ponga en peligro la victoria y recientemente entrega de constancia al aspirante del Partido Revolucionario Institucional, como candidato electo.

Fueron escuchados y aceptados los juicios de revisión presentados por los Partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo y Morena. Por lo anterior, el pleno del órgano jurisdiccional ordenó la apertura de “incidentes sobre la pretensión de nuevo escrutinio y cómputo”. Resolviendo por unanimidad (TEPJF), 75 incidentes, concluyendo que en 556 casillas procedía el recuento.

Con la emisión de estas resoluciones, se pretende garantizar la certeza del proceso electoral celebrado en el Estado de México. De dicha forma, se cierra una etapa necesaria para que la Sala Superior pueda resolver en definitiva sobre las impugnaciones de la elección de gobernador de dicha entidad.

La incertidumbre de algunos y la pesadilla de otros ¡por fin!, llegará el domingo, a más tardar el martes con su conclusión. Qué bueno, sea cual sea la resolución final. Neta que estamos hasta the mother de quejas, molestias, pruebas, dimes y diretes.

Después del veredicto final unos a preocuparse (oposición) y otro (PRI) a ocuparse.

DE TIN MARIN…

El primer castigo del culpable es que jamás será absuelto por su conciencia.

Bien podrían, una vez alejados de la política -estamos soñando despiertos, confesamos- dedicarse a jugar tenis nuestros ilustres servidores públicos. ¡Oiga usted!, son “requetebuenos” para rechazar la pelotita a cancha enemiga.

La piel se pone de gallina al recordar la muerte de padre e hijo en ese maldito y mortal socavón. Esperar auxilio durante horas sintiendo como la vida se escapaba por asfixia; imaginar la angustia, el dolor y la impotencia de los seres queridos al enterarse de las condiciones en que perdieron la vida dos hombres de bien cien por ciento inocentes, estremece al más bragado.

A paso de tortuga continúan las investigaciones y a la fecha no hay responsables del fatal accidente.

El Socavón en el Paso Exprés es otro claro ejemplo de cómo las autoridades, de los tres niveles, se ex culpan del hecho. Todos se dicen limpios. Para completar su cinismo sólo falta decir: “fue el destino”.

Pueden estar en lo cierto, es el maldito destino haber votado y elegido a gente incapaz, inútil. Incapaces de gobernar sus vidas ¡Cómo esperar que gobiernen bien la de los ciudadanos!

Morelos era un polvorín hasta que estalló el último cohete, arrastrando lo mismo al presidente de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; enemigo acérrimo del gobernador (Graco Ramírez), y éste, enemigo del presidente de México (vía secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Algunos más, otros menos pero todos deben ser puestos en la misma canasta. TODOS tienen parte de responsabilidad en la desgracia. Todos, por lo tanto, deben pagar su inoperancia.

Tan inocentes se dicen las tres partes que ninguno tiene el valor civil, moral y ético de renunciar.

Las dos muertes señaladas quedarán en las conciencias -si es que tienen- de cada uno de los involucrados, los cuales esperan que tapando el socavón se acallarán las protestas para ellos seguir con sus “exitosas carreras políticas”.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico:
aguirre@8columnas.com.mx