A mi manerA

0
146
Alfredo Barrera Baca. No cederá en su defensa.

Por Julio A. AGUIRRE

*Juego de vencidas.

*Morena, todo quiere

*Obrador, marcha atrás.

Por justa que sea la causa del vencedor o del vencido, el mal que causa, así la derrota como la victoria, es inevitable. Simone Well.

Quienes tenían que hablar, ya lo hicieron. Quienes se han manifestado a favor o en contra, también. Lo cierto es que la guerra de declaraciones y descalificaciones entre El Poder Legislativo y la Máxima Casa de Estudios, la Universidad Autónomo del Estado de México, continúa y nadie sabe en qué vaya a terminar.

Parece un juego de vencidas. El grupo parlamentario de Morena en la 60 Legislatura quiere imponer su Ley (universitaria), mientras que la autoridad máxima de la Universidad, pretende que todo siga como siempre.

Una lamentable pena que dos entes respetables e inteligentes lleven su pleito al dominio público cómo si se tratara de medir fuerza en una competencia de vencidas.

Como se han venido dando las cosas, donde los dos creen tener la razón, no ven el fondo de lo dañada que puede resultar La Universidad; están arrastrando con ello el nombre, la fama, la seguridad y seriedad.

Morena no ha comulgado con el teje y maneje de la Universidad, y hoy que tienen el control en la Cámara Diputados quieren imponer su sello. La Universidad no es ganado para marcarse, recuerden eso.

El rector Alfredo Barrera Baca, quien hay que decirlo, desde su llegada a la rectoría, se metió, o lo metieron en el ojo del huracán, anunció que esta semana entregará a la LX Legislatura del Estado de México la propuesta institucional de reforma a la Ley de la UAEM en compañía de los universitarios, quienes la construyeron con base en un debate al interior de la institución.

                                                                             MUCHO EN JUEGO

Cuando la violencia de las pasiones mengua y su fuego se amortigua, el hombre se ve libre de un pelotón de tiranos. Sófocles.

El nacimiento de esta confrontación entre La Legislatura y la UAEM, se da justamente por los cambios y modificaciones que los diputados de Morena pretenden imponer. Autoridades de las Universidad simple y sencillamente desean mantener las condiciones y leyes como están.

Bien lo explica Imanol Ordorika en su conferencia “La autonomía y el gobierno en las universidades públicas de México”, subrayando que la autonomía es el poder que tiene una universidad para gobernarse a sí misma sin control externo. “Esta es la autonomía en forma pura”, expresó.

Vistas y pensadas de dicha manera, sentimos que no hay delito que perseguir, y tampoco tienen los diputados –aunque representen al Poder Legislativo- por qué meterse donde no les llaman.

No es lo mismo sugerencias, pláticas, posibilidades que meter por sus pistolas, una ley para que sepan quién manda.

El teje y maneje de la Universidad, lo bueno y lo malo y los dineros que se mueven entre otras cosas, deberán seguir su cauce normal, otro cauce que no tenga que ver con la autonomía de una institución creada para el beneficio de la sociedad, de la entidad y del país.

Lo ha venido repitiendo Alfredo Barrera Baca, la Ley  de la UAEM que pretende imponer el Congreso del Estado se trata de una iniciativa cuyo contenido socava la vida académica de la Autónoma mexiquense, impone reglas de autogobierno que promueven el conflicto y se propone defenestrar en un plazo de 60 días, al rector y al Consejo Universitario, señaló.

No confundamos la gimnasia con la magnesia. Benito Juárez decía que el respeto al derecho ajeno es la paz, y hoy entre UAEM y Cámara de diputados esa paz parece lejana

Los protege… seguramente lo largamente prometido por Andrés Manuel López Obrador, antes, durante y después de los comicios del 2018, de retirar todo apoyo a los ex presidentes del país, será una promesa sin efecto. El Jefe del Ejecutivo Federal acaba de anunciar que Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa tendrán la custodia necesaria (“con eficacia y sin excesos”).

El cambio de planes se dio luego de que Fox Quesada denunciara que un comando intentó entrar a su rancho en San Francisco del Rincón. Lo mismo hará atendiendo una carta enviada hace dos meses de Calderón Hinojosa al Presidente de México.

Tengo una curiosidad. ¿Cómo actuará Andrés Manuel si en breve recibe la misma petición de priistas que fueron presidentes de México, o aquellos que simplemente quieran estar resguardados por las autoridades federales?

Y yo que pensé que el “fuero” se había extinguido.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx