A mi manerA

0
67
Obrador y Del Mazo. Parecen uno sólo.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*Si no puedes con el enemigo…

*AMLO-PRI-Morena.

*Los personajes cambian, las reglas no.

Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. Paulo Coelho.

Hemos visto llegar y hemos visto irse a personajes que han ocupado la silla principal en el Estado de México, todos ellos priistas obviamente. Algunos menos malos que otros, personajes que llegaron con poco (o nada) y se fueron con mucho (o con todo).

De la misma manera hemos observado a distintos personajes que han ocupado el grandísimo honor de conducir los destinos del país, y lo mismo podemos decir de los presidentes. Los malos, los muy malos y los catastróficos.

En tan importante renglón debemos reconocer y señalar la alternancia. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (dos sexenios consecutivos), otra vez el PRI, y actualmente el partido “sensación”, Morena.

He visto, he aprendido y he comprendido que todos son increíblemente parecidos al momento de ponerse la banda presidencial.

El objetivo de la oposición, es, siempre, tumbar al de arriba y para ello todas las argucias son válidas. No hay freno y no hay límite. (Para eso está el Instituto Nacional Electoral, antes, hoy llamado Instituto Federal Electoral (la misma gata pero revolcada), sin embargo este grandioso réferi o árbitro de la contienda, nació y creció carente de veracidad, de autoridad, de verdadera autonomía permitiendo la trampa y compra de votos a lo descarado.

Pero bueno, el tema que nos ocupa es resaltar la gran relación que han venido ejerciendo el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el Estado de México y su mandatario Alfredo del Mazo Maza.

El pasado lunes Andrés Manuel recibió a Del Mazo Maza, guía y cabeza nacional de lo que queda del partido tricolor. El ejecutivo estatal llevó a los gobernadores y hermanos de colores. Sin menospreciar a ninguno de ellos, el mexiquense llevó la voz cantante expresando el respaldo de su partido y homólogos en el delicado y muy comentado caso del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el apoyo y la estrategia del tabasqueño.

“AMIGOS, COMO SIEMPRE”

No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder. Benjamín Franklin.

Si lo propuesto por el Presidente es lo justo, ideal y necesario sólo el tiempo lo dirá (por lo pronto los ciudadanos se han expresado con un rotundo rechazo). Llama la atención que el maltrecho Partido Revolucionario ha empleado la estrategia: “Si no puedes con el enemigo, únete a él”.

Por convicción o estrategia. No lo sé. El caso es que el chirrión se ha volteado por el palito y en el PRI saben que las reglas del juego han cambiado. No tan lejos están los tiempos en que el presidente del tricolor preguntaba ¿qué hora es?, y el resto contestaba: ¡”La hora que usted diga, señor Presidente”!.

Eso nunca le gustó al actual Jefe del Ejecutivo, y mire usted a lo que han caído. Ahora Andrés Manuel pregunta y es el PRI quién contesta. Quien marca la pauta y señala el camino.

¿Verdad que la vida es una rueda de la fortuna?

Curioso también que Andrés Manuel López Obrador ve y tiene en el Priismo nacional a su mejor aliado. Una pequeña porción de ese muégano insípido e incoloro.

Andrés Manuel y el Partido Revolucionario Institucional a partir de un piñón, por increíble que parezca.

Veo, sin embargo, una manzana de discordia, justamente Morena, el partido que Andrés Manuel armó de la noche a la mañana. A distancia pareciera que mientras Obrador (amor y paz; abrazos no balazos) se encuentra muy cómodo con sus nuevos aliados, mientras el partido en sí, pretende desaparecer del mapa electoral al Partido Revolucionario Institucional.

¿Un desmadre no les parece?

Señal auténtica que en la lucha por el poder todo se vale, hasta dormir con el enemigo.

Una alianza Morena-PRI que pocos imaginaron se ha hecho realidad. No fue durante los procesos electorales presidenciales, fue después de ellos.

Obviamente a ambos personajes les conviene trabajar codo a codo, sus intereses profesionales son los mismos, sin embargo Andrés Manuel alcanzó por fin su sueño luego tres intentos fallidos sosteniéndose en Morena, y puede que López Obrador termine su administración aplaudido por el Revolucionario y más arropado por “la oposición” que por el partido que él creó: Morena

Bienvenidos mis imitadores porque de ellos serán mis errores.

Tal vez lloré o tal vez reí/tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx