EL VALOR DEL AGUA

0
591

POR Ariel PÉREZ GARDUÑO

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2 200 millones de personas viven sin acceso a agua potable.

Esta celebración tiene por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

Los esfuerzos relacionados con el agua en el futuro se centrarán principalmente en el saneamiento, la salud y el medio ambiente, el acceso a este bien tan preciado, la buena gobernabilidad… y otros enfoques más complejos e innovadores. Frases como “el agua es futuro”, “el agua y la vida”, “agua para todos” … Son lemas de múltiples campañas desarrolladas por los organismos públicos y asociaciones ecologistas para tratar de concienciar a la población acerca de la importancia de un consumo responsable del agua.

Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura y la industria, y el empeoramiento de los impactos del cambio climático. Mientras las sociedades equilibran las demandas de recursos hídricos, los intereses de muchas personas no se tienen en cuenta.

Teniendo en cuenta que el agua es vital para la vida en el planeta, ya resulta cuanto menos curioso que los seres humanos seamos capaces de rendir culto y pleitesía y hacer fiestas a las cosas más absurdas, y que hasta el año 2005 no hayamos sido capaces de tener un día mundial del agua.

Si bien la tierra contiene alrededor de 525 millones de litros cúbicos de agua. En realidad, la mayor parte del planeta está cubierta de agua, en torno a las 3/4 partes. Además, en el agua se encuentra la mayor biodiversidad del planeta, se cree que aproximadamente el 90% de la biomasa de La Tierra está en el agua. Incluso también se encuentra en el agua la que es la mayor agrupación de seres vivos del planeta y la única vista desde el espacio, la Gran Barrera de Coral.

La mayor parte del agua del planeta es agua salada. Tan solo un 2,5% del agua de La Tierra es agua dulce, y la mayor parte de ella se encuentra congelada. El agua es uno de los principales elementos necesarios para la vida. La ausencia de agua o la ingesta de agua contaminada es una de las principales causas de mortalidad en los países subdesarrollados. Se calcula que todos los años mueren entre 3 y 4 millones de niños en el tercer mundo a causa de la ingesta de agua en mal estado.

Nosotros mismos, los seres humanos, estamos compuestos en gran parte de agua, de hecho, somos agua en un 70% y representa el 60% de nuestro cuerpo. Nuestro cerebro es un 70% agua y nuestra sangre también es agua en un 80%. Los pulmones tienen aún más cantidad de agua, en torno al 90%.

La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.