NUESTRO GRITO ES MONUMENTO

0
155

Por: Ariel Pérez

Las grandes conquistas en los temas de agenda de género en nuestro país históricamente han sido por medio del activismo y las manifestaciones, sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer, pues los feminicidios y la impunidad entorno a ellos, son temas de emergencia nacional que hoy en día están siendo agredidos a través de las mujeres que protestan por esta causa, ya que las autoridades han reprimido dichos movimientos y no se les ha reconocido legítimamente las causas de las protestas.

Todas y todos debemos de tener conocimiento de que las manifestaciones de mujeres en contra de la violencia de género están protegidas por el derecho internacional de los derechos humanos, que específicamente protegen el derecho de libertad a la reunión pacífica y a la libertad de expresión.

El movimiento “Nuestro grito es monumento” es una campaña impulsada por Amnistía Internacional México en donde las mujeres activistas señalan que “gritamos de dolor en las marchas porque no podemos más,pero, las autoridades, en vez de cuidarnos, nos reprimen y violentan nuestros derechos y nuestros cuerpos. porque las autoridades deben cuidar nuestro grito de dolor, como cuidan los monumentos

Si bien existe la obstaculización para que se lleven a cabo dichas marchas, el referente más cercano son las ocurridas en 2020 en los estados de Guanajuato,Sinaloa, Quintana Roo, el Estado de México y laCDMX en donde las autoridades mexicanas reprimieron a las mujeres que en estas protestas pacíficas en contra de la violencia de género, violando sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica mediante el uso innecesario y excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias e incluso violencia sexual.

Por lo anterior es menester instar a las autoridades a que reconozcan, de forma constante y de manera amplia, la legitimidad de las manifestaciones de mujeres y grupos feministas y que se abstengan de hacer declaraciones estigmatizantes contra las manifestantes. Es por eso estimado lector que mi columna de hoy la escribo para hacerle un llamado en relación con los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica, en relación con el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, en relación con la tortura y la violencia sexual; sobre las detenciones arbitrarias.

La campaña #GritoMonumento es una forma de decir ¡basta! a la violencia que ejercen las autoridades contra las mujeres que protestan de manera pacífica. Es un llamado para que reflexionen sobre la grave estigmatización con que han caracterizado a dichas protestas, invisibilizando el legítimo reclamo de las mujeres a una vida libre de violencia, así como su exigencia de acabar con la impunidad en los miles de feminicidios en México

Este grito monumento lo construimos juntos y juntas. Es cuestión de voluntad y determinación para alzar la voz por las cusas justas y sobre todo para aprender más sobre cómo es lucha, la tuya, lleva muchos años ocurriendo.