PARECE QUE EL ENEMIGO LO TENEMOS EN EL PODER JUDICIAL

0
99

 

Por: Edgar Romero

 

Todas las personas que participan activamente en la vida publica y política del país tienen la gran responsabilidad de cuidar no solo las formas, sino también el fondo. Por supuesto que es importante cuidar la imagen,  pero también es importante cuidar lo que se dice, como se dice y donde se dice. El viernes de la semana pasada el Secretario de Marina José Rafael Ojeda Duran realizo una serie de comentarios desafortunados en plena conferencia mañanera y nada mas y nada menos frente al Presidente de la Republica y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas que vale la pena trascribir y que fueron del tenor siguiente:

“Entiendan que esto es una situación que hay que hacerla paso a paso y bien fiscalizada y judicializada porque sino, las ayudas que no tenemos muchas de jueces y ministerios públicos……. Tenemos que cerrar el circulo porque sino se nos van casos que hasta pena nos dan que actúen de esa manera parece ser que el enemigo lo tenemos en el Poder Judicial y tenemos que cerrar bien ese circulo para poder llevar a cabo la detención.”

La situación no es menor, se trata de las manifestaciones del Secretario de Marina de México a quien la Ley de Disciplina del Ejercito y Fuerza Aérea Mexicanos, articulo 1 Bis exige anteponer a cualquier interés personal al respeto a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de la misma manera le exige lealtad a las instituciones del estado, es cierto que la Marina de México ha sido pieza clave para el combate al narcotráfico y el crimen organizado, también es cierto que cuando desafortunadamente existen desastres naturales son los primeros en ayudar, por eso es necesario que su titular cuide y articule perfectamente su discurso, el Poder Judicial Federal al igual que la Secretaria de la Marina son instituciones claves del Estado Mexicano, el Almirante Rafael Ojeda no tendría porque ver en ellos a un enemigo ni buscar camorra para defenestrar públicamente a los jueces, magistrados y ministros mexicanos.

Llama la atención que indica que no reciben mucha ayuda de los jueces y esto es correcto, es mas, no deberían recibir ninguna, porque los jueces deben ser completamente imparciales y no tienen porque ayudar a nadie, es decir, no tendrían porque solapar o justificar detenciones ilegales, este es el motivo por el cual se les caen las detenciones en los juzgados. Los integrantes de la Guardia Nacional que en su gran mayoría son militares, los marinos y el personal del ejercito poco saben de Derechos Humanos, la formación castrense es diferente al perfil que se requiere para cuidar la seguridad publica, si ya sacamos al ejecito de los cuarteles lo mínimo que debemos de hacer es capacitarlos para llevar a cabo las detenciones de manera correcta, de verdad que es una pena que aun ministerio publico no le califiquen de legal una detención porque el remitente o primer respondiente no hizo bien su trabajo, los ministerios públicos no tendrían porque andar “ajustando” o haciendo malabares para enderezar el desaseo del trabajo policial.

Si al Secretario de Marina le da pena que algunos jueces actúen de esa manera, deberá presentar pruebas de casos concretos y no solamente vociferar a lo tonto, en una conferencia mañanera, ante el Presidente de la Republica pero sobre todo ante el pueblo de México que no merece que sus instituciones puedan confrontarse por comentarios desafortunados.