VISUALIDAD EXPANDIDA – ESPACIOS HETEROTÓPICOS DE MICHEL FOUCAULT

0
103

 

Por: Yuritzi Becerril

 

Quiero recuperar el concepto de heterotopía de Michel Foucault (1984) para hacer referencia a otros lugares posibles construidos al margen de una política hegemónica de organización del espacio y del sentido. Espacios que pudieran funcionar como utopías situadas, mundos imaginarios, situados en un emplazamiento real pero activados a partir de una producción de sentido autónoma, de tal modo que puedan ser considerados como contraespacios, es decir, otros territorios de sentido.

La idea de espacios otros es aglutinante, no se refiere a un espacio en particular que responda a una linealidad, una organización clara, un inicio y un fin, más bien podemos pensar en lugares inestables pero vivos, con capacidad autogestiva. Guattari, citado por Rolnik (2017) utilizó el término de cartografía para hablar de un “modo de producción de pensamiento que redibuja el mapa al mismo tiempo que se crea un nuevo territorio de existencia como respuesta a una exigencia vital”. Los lugares de estas nuevas territorialidades o heterotopías son amplios y designan un abanico de posibilidades; sin embargo, me interesa pensar en aquellos espacios que pudieran surgir como una forma de desarticular la política de subjetivación dominante, acciones micropolíticas que respondan a pulsiones deseantes. Entre estos, podemos pensar en territorios autónomos, espacios físicos concretos con formas organizativas autónomas, formas autónomas de educación y salud, por ejemplo; el Tumin en Veracruz una moneda alternativa con valor equivalente al peso mexicano que funciona como complemento a este, los círculos de mujeres, etc. El arte es otro espacio que aunque está regulado e institucionalizado conserva un margen de autonomía para la creación.

 

VISUALIDAD EXPANDIDA - ESPACIOS HETEROTÓPICOS DE MICHEL FOUCAULT - May 27, 2021

Al introducir la idea de cartografía, nos dice Rolnik (2017) Guattari “convoca en nosotros la experiencia de la subjetividad afuera-del-sujeto y su potencia de crear mundos”. Entonces entendemos que el territorio no es sólo una entidad física ajena al sujeto, al contrario, es la forma física que cobra la visión de mundo proyectada por el sujeto. Así que podemos utilizar la cartografía como herramienta para diseñar mundos, orientar la comprensión subjetiva, construir el espacio común, producir enunciados críticos, generar conocimiento, visibilizar resistencias, problematizar nuestro propio régimen de visibilidades según Risler y Ares, en fin, reinterpretar el territorio que habitamos.