Visualidad Expandida- Yuritzi Becerril

0
41

Flânerie et Dérive I. Trayectorias reticulares : Parque de la Ciencias Fundadores.

El trazo del espacio determina nuestro movimiento corporal y mental más de lo que lo imaginamos. Si hiciéramos una reconstrucción imaginaria de la trayectoria de nuestros pasos tal vez veríamos que en un día común seguimos un patrón habitual de desplazamiento. Al día siguiente lo mismo. Vamos de la cama al baño, luego a la cocina; por la tarde descansamos en el mismo lugar, miramos la misma planta a la que no hemos regado hace una semana, o aquella que nos saca una sonrisa cada que la vemos, nos damos cuenta de que algunos lugares nos provocan los mismos pensamientos. Con la ciudad sucede lo mismo. Caminamos la ciudad con los mismos pasos que caminamos la vida. A veces cambiamos la ruta en el metro, y nuestra memoria corporal nos toma por sorpresa y sin darnos cuenta nos lleva hacia el destino de siempre, hasta que lo hacemos consciente y rectificamos. La ciudad se siente con la calle. La ciudad de Toluca, de influencia urbana colonial responde a un trazo reticular, es decir calles que terminan en ángulo recto y que forman manzanas o cuadras rectangulares. Así que a lo largo de mi vida, mis pasos han sido más bien rectilíneos. La ciudad de México, responde al mismo trazo urbano pero con un encanto heredado de otros tiempos. La Investigación arqueo-astronómica ha identificado que algunas ciudades coloniales mesoamericanas han heredado la orientación urbana del pasado prehispánico que tenía una cosmogonía mágica. La concepción cósmica del espacio urbano nos permite mirar la traza de las ciudades no sólo como una metáfora, sino como una heterotopía en el sentido en que lo propone Foucault: lugares posibles, utopías situadas, un cachito del cielo en la tierra. Esto último en referencia al pensamiento cósmico de los pueblos ancestrales y no de la visión cristiano-romana del paraíso. Las ciudades cósmicas, con sus observatorios, sus escalinatas para hacer descender el sol en el equinoccio, o sus pirámides son una representación del cosmos en la tierra. Heterotopía en estado puro.

Con la reciente inauguración del Parque de la Ciencia Fundadores en Toluca, se abre al andar rectilíneo de la ciudad una esquina de encuentro para los paseantes sin rumbo, que sin duda dará vigor y vida a las caminatas por la ciudad.

Foto: Cortesía Ivett Tinoco