ZONA DIVERSA- LEO ESPINOZA

0
169

POR LEO ESPINOZA

Afganistán una llamada de atención del patriarcado

Para nadie es ajeno que en los últimos días los medios de comunicación del mundo tienen puestos sus ojos en este país que ha luchado por años contra las fuerzas encabezadas por los talibanes, las imágenes hablan por si solas, personas que buscan desesperadamente huir del país, pues para el fundamentalismo Islámico no hay cabida para los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTTTIQ+.

Justo recién acabados los juegos olímpicos de Tokio por los actos irresponsables de varios Tiktokersnipones hicieron públicos perfiles de atletas que usaban la app de citas grindr, lo cual género polémica para deportistas que vienen de países islamicos que aún en sus legislaciones consideran a la homosexualidad como delito, que conlleva penas desde cárcel, azotes hasta la pena de muerte.

 

ZONA DIVERSA- LEO ESPINOZA - Ago 19, 2021

Pero no vamos muy lejos, lo que estamos viendo con ojos juzgones de como regresa el encierro sistemático para mujeres y la cacería para personas LGBTTTIQ+ lo podemos ver en todos los países.

La resistencia y lucha de que manifiesten las mujeres afganas no solo será por supervivencia ante tanta incertidumbre si no que será un parte aguas para todas las naciones árabes, la comunidad LGBTTTIQ+ tendrá que luchar a lado si o si para generar un cambio global y si no será fácil conseguirlo pero de resultar habrá un antes y un después.

La lucha no es menor, y geopolíticamente la zona del medio oriente de reconocer los derechos humanos de mujeres y comunidad diversa representaría dos terceras partes del globo para la consumación de la aceptación y derribar la heteronorma.

En occidente particularmente en Europa la mayoría de los países de la zona Euro dejando fuera las naciones ex soviéticas reconocen la identidad de género y los matrimonios igualitarios, en América del Norte hay un 75% de aceptación, mientras que en América latina los logros son casi homogéneos.

Por supuesto que siempre desde este espacio hemos dicho que no basta con cambiar las legislaciones, pero si es importante un punto de partida, decirle a la humanidad que si y que no y que las personas, todas las personas deben tener la misma valía.

La participación de organismos internacionales, asociaciones civiles, gobiernos y demás tendrán que tener una mayor participación en el cambio de poderes de Afganistán, hoy más que nunca tendrán que ser vigilantes del respeto de los derechos humanos.

Si algo hemos aprendido cómo especie, es que hacer mella en las diferencias nos ha dejado dos guerras mundiales y un sin fin de víctimas inocentes, de eso a la fecha hemos avanzado pero sigue siendo insuficiente.

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político y orgullosamente gay.