Aún con el endurecimiento de mecanismos, sigue latente la violencia de género: Joanna F. Torres

0
136
FOTO: Especial

 

Florencio Trujillo

Naucalpan, Méx.- Joanna F. Torres, Diputada Federal por el distrito 07, Cuautitlán Izcalli, señaló que los mecanismos para atacar la violencia de género, como endurecer las sanciones, la Alerta Amber y la creación de los Centros de Justicia, no han podido controlar la violencia hacia las mujeres, porque este es un problema que se tiene que atacar de manera integral, y participar los tres órdenes de gobierno.

En entrevista, la legisladora aseveró que la pandemia vino a recrudecer la violencia intrafamiliar, porque los agresores están en casa. Joanna comentó que la violencia de género llega hasta el ámbito político, y que mujeres se ofenden entre sí, como es el caso de la Cámara de Diputados Federal, razón por la cual se firmó el Pacto de Dolorida, que signaron todas las diputadas de las diferentes fuerzas políticas, para poder legislar con respeto.

Sobre las Alertas de Género, señaló que a 6 años de su creación ha dado muy pocos resultados porque falta coordinación entre políticas públicas y se hacen esfuerzos aislados.

Varios colectivos se han pronunciado porque se decrete una Alerta de Género Federal, posición que ha sido respaldada por las diputadas de la coalición PRI, PAN y PRD, sin embargo, las legisladoras de Morena se han opuesto, argumentando que hay alerta de género en 22 estados de la República.

Así también, la diputada abordó el tema de los Centros de Justicia de los que, dijo, tampoco han dado resultado porque ni siquiera permiten la entrada a las mujeres que van, y que las revictimizan en lugar de ayudarlas a llevar su proceso.

Planteó la necesidad de que los centros de justicia sean atendidos por personal capacitado y no por amistades o compadrazgos de funcionarios. “Es necesario homogeneizar su servicio y coordinar los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno”, acentuó.

Finalmente, la diputada federal Joanna F. Torres urgió la necesidad de capacitar al cuerpo policiaco en municipios que no tengan Policía de Género, para que puedan atender con dignidad a las víctimas de violencia de género.