Homologarlo aumentaría corrupción

0
52
Huixquilucan, Méx.- Llevaremos a cabo una limpia en el municipio para erradicar la corrupción y sanear las finanzas, afirmó Enrique Vargas del Villar al rendir protesta como presidente de esta localidad, reiterando que se les plantean retos importantes con una alta deuda pública acumulada durante las últimas cuatro administraciones; "transformaré a Huixquilucan sin odio y sin rencor", abundó.
  • Obligaría a reforzar las medidas de supervisión para evitar malas acciones de los elementos de tránsito.

 

    Valle de México.- La homologación del Reglamento de Tránsito del Distrito Federal para aplicarse en el Estado de México podría disparar los niveles de corrupción entre los policías municipales y estatales, pues pese a los esfuerzos del gobierno mexiquense por combatir esta problemática, aún hay malos elementos que suelen extorsionar a los  automovilistas, por lo que se tendrían que reforzar las medidas de supervisión, así como una campaña masiva de difusión sobre las nuevas medidas viales, advirtió la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM).

“Vemos que efectivamente se fomentará la corrupción y que muchas unidades de seguridad pública, en vez de dedicarse a cumplir con su encomienda, harán funciones de tránsito ya que ello será muy rentable; eso, podrá traer problemas de incremento en los índices delictivos al desatender su encomienda”, advirtió Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de UNIDEM.

El representante empresarial apuntó que el mayor problema en la homologación, es que la sanción de una conducta incorrecta, en muchos de los casos dependerá de la apreciación del policía, como en el caso de volumen del radio o no manejar con ambas manos, lo que ocasionará muchas controversias y discusiones.

Cuevas Dobarganes consideró que es viable que haya un solo reglamento de tránsito en el DF y el Estado de México, para evitar acciones diferenciadas de peatones, motociclistas y transportistas, y promover sobre todo la prudencia y decencia al manejar. Apuntó que ante la falta de cultura de vial, son necesarias medidas coercitivas para mejorar el comportamiento; así sucedió cuando se implementó el uso obligatorio de cinturón de seguridad o aplicación de alcoholímetro, con los cuales se han disminuido los accidentes y muertes.

Sin embargo advirtió que otro de los aspectos negativos del nuevo reglamento  son los límites de velocidad impuestos a las vialidades que son de 40, 50 y 80 kilómetros por hora  pues son muy bajos, sobre todo los dos primeros y ello ocasionará un repunte en los asentamientos vehiculares en la Zona Metropolitana, donde hay un permanente tráfico y por ende un aumento en la contaminación.