Letras de Juan Gabriel

0
126
Teresa Castell se apropia de la patente de los independientes

POR Juan Gabriel González Cruz

Teresa Castell y la patente de los independientes…

La empresaria mexiquense, Teresa Castell de Oro Palacios, que jugó el papel de candidata independiente en las pasadas elecciones de gobernador del 4 de junio ha vuelto al escenario político con un proyecto que, en teoría, es la continuidad para los aspirantes a un cargo público sin partido; en la práctica, es el indicio del emporio al amparo del ejercicio político y democrático.

Después de la jornada electiva Castell de Oro no apareció sino hasta el pasado miércoles en que ofreció una conferencia de prensa para anunciar la creación de la Casa de los Independientes, que no es otra cosa más que la escuela particular de los políticos sin abanderamiento partidista que deseen contender en el 2018 y para adelante.

Disfrazada de Asociación Civil y respaldada por una consultoría Teresa Castell jura que habrá de preparar sin costo alguno a los próximos candidatos independientes a alcaldes, a diputados locales y federales y hasta a senadores de la República, no sólo del Estado de México sino de otras entidades.

En las formas seguramente Castell no les cobra un centavo a los aspirantes, de eso estemos seguros; pero en el fondo la cosa no es del todo gratis. Es algo así como “presupuestos gratis… si es chicle y pega, ya veremos”.

Los pilares del proyecto Castell pueden definirse en lo siguiente:

1.- FILTRO

Atenderá a todo aquel que se acerque a pedir orientación, pero no impulsará a cualquier hijo de vecino. Ella y su consultoría analizaran las posibilidades reales de que sea el supuesto candidato independiente sea competitivo, previo estudio detallado de municipios y distritos donde una figura ciudadana puede superar las expectativas de los partidos.

2.- AMARRE

Ya teniendo uno, dos o tres candidatos independientes. La consultoría hará el trabajo de imagen, estrategia y discurso, todo eso que los candidatos saben a la perfección que cuesta mucho dinero. ¿Adivinen quién venderá el producto a los aspirantes sin partido? En todo caso si el candidato independiente pierde, la escuela Castell sale ganando.

3.- LA CONSOLIDACIÓN

Sólo imagínense -que es casi un hecho que sucederá- que la Casa de los Independientes le pegue a uno sólo de los municipios. El que gusten. Si gana un independiente que haya pasado por las manos de Teresa ahí va estar el pago de las facturas. Entre cargos en la administración, licitaciones y proveedurías el emporio independiente se las va a cobrar.

De ser este el camino, ¿qué nos puede sorprender de Teresa Castell?, es, piensa y actúa como empresaria. En todo caso -no es justificación- ¿qué político no hace un negocio de su oficio?, sólo que Teresa lo hará con sintiéndose dueña de la patente de los independientes.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Enséñame a perder…

El único logro de Teresa Castell fue haber sido la primera, sólo eso, porque en materia de votación y aunque ella se quiera ver como la quinta fuerza política del Estado de México, lo cierto es que apenas alcanzó 130 Mil votos que significaron el 2.1 por ciento de las preferencias emitidas el 4 de junio. Cierto, ella sola tuvo más votos que partidos insignificantes como el PT, pero si hubiera representado a un nuevo partido político -como ella misma lo exigía en la práctica de los recursos públicos- Castell estaría perdiendo el registro. Por donde se le vea, Teresa es perdedora.