Volaron plumas

0
123
Foto Victoria Acevedo

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

Las aguas del estanque de La Alameda, Toluca, una vez más se llenaron de plumas; la parvada de patos fue atacada por una jauría de perros la mañana de este viernes; un hecho similar pero por un supuesto tlacuache, ocurrió el 9 de junio del 2017.

Después de la seis de la mañana, el velador se percató que 16 de las 30 aves que habitaban el lugar, perdieron la vida a causa de mordidas.

De manera inexplicable, los canes lograron brincar o pasar el barandal, para rodear a los patos.

A la escena llegaron autoridades del Centro Control Animal (CCA) municipal y Bomberos de Toluca, pero también defensores de animales quienes pidieron que los perros sean rehabilitados y dados en adopción.

No obstante, la jauría una vez que fue sedada para su traslado y resguardo, será observada para conocer su futuro inmediato.

“Lo que procede es este tenerlos bajo resguardo para que se tranquilicen un poco,  de toda esta situación, de este estrés y ya después de ello vamos a pasar a su periodo de observación, para conocer en qué condiciones reales están, una evaluación de conducta, de comportamiento y salud”, informó Sergio Medina Ferrusca, encargado del CCA.

En contraste, organizaciones civiles y ciudadanos descartaron que los perros hayan podido entrar por su cuenta para realizar el ataque dentro del estanque.

Mientras tanto, de los 14 patos rescatados con vida; cinco presentan lesiones, aunque fueron atendidos para su conservación. Las especies se encuentran por el momento en la Alameda 2000.

Postura ayuntamiento

La administración municipal exhorta a la población a evitar dejar desperdicios de alimentos en las calles y en caso de  notar la presencia de grupos de perros vagabundos reportarlos al Centro de Control Animal ubicado en la carretera Toluca-Tlacotepec Km. 3.8 a un costado de la Academia de Policía o bien llamar a los números  1 98 09 00 y al  1 98 10 00.

Se invita también a contribuir al control de la población canina y felina, con la finalidad de disminuir el abandono y la entrada de animales a los refugios de adopción, para ello, el Centro de Control Animal (CCA), único con certificación a nivel nacional por sus buenas prácticas veterinarias,  cuenta con programas de esterilización permanente en sus instalaciones, además de acudir de manera continua a las comunidades para implementar dicho programa.

Cabe destacar que es el primer ataque de este tipo que se registra y de acuerdo al testimonio de vecinos de calles aledañas, existen dueños de cocinas, taquerías e incluso personas que colocan  desperdicios de alimentos de negocios o de sus hogares en la banqueta, para que los perros en situación de calle se los coman, situación que provoca que cada vez se junten un mayor número de animales.