Sigue la sequía de medallas

1
128
Las mexicanas Brenda Flores y Marisol Romero terminaron muy rezagadas en la final de 10 mil metros en los Juegos Olímpicos Río 2016 al acabar en los sitios 32 y 35, respectivamente, una debido a su lesión y la otra por su inexperiencia; en la mejor carrera de atletismo de los últimos años en la que la etíope Almaz Ayana rompió el récord mundial con un tiempo de 29:17.45.

*Atletismo vuelve a fracasar, mientras que la natación continúa
sumergida; remeros salvan la jornada con actuación histórica.

El atletismo mexicano, en especial la caminata varonil en 20 kilómetros y el medio fondo femenil, quedaron lejos de las preseas como fueron catalogados; sin embargo, los remeros Juan Carlos Cabrera y Kenia Lechuga salvaron la jornada.

En el caso de los remeros nacionales, a decir de la Federación Mexicana de la especialidad, la instancia a la que llegaron es considerada como histórica, ya que ningún competidor había llegado a la etapa de finales en Juegos Olímpicos.

Los dos remeros se colocaron en la etapa de semifinales de par de remos cortos femenil y varonil, y Cabrera concluyó en el puesto cuatro y Lechuga en el sexto para acceder a la final.

Mientras en judo, tuvo en la chihuahuense Vanessa Zambotti a la última representante en Juegos Olímpicos, ya que no pudo avanzar a la segunda etapa y fue eliminada por la francesa Emilie Andeol por amonestación en punto de oro.

En atletismo se volvió a fracasar en los 10 mil metros donde Brenda Flores registro de 32:29.08 y Marisol Romero con 35:33.03 para ubicarse en los lugares 32 y 35, respectivamente.

En esta prueba la etíope Almaz Ayana fue la ganadora con 29:17.45 minutos y de paso impuso record mundial, seguida por la keniana Jepkempi Cheruyot, con 29:32.53 y la etiope Tirunesh Dihaba con 29:42.56.

En marcha 20 kilómetros, los mexicanos Ever Palma (14 con 1:21.14), Pedro Daniel Gómez (23 con 1:22.22) y Julio César Salazar, quien abandonó, no pudo destacar en esta ocasión.
Los chinos Zhen Wang (1:19.14) y Zelin Cai hicieron el 1-2 y con el bronce se quedó el australiano Dane Bird-Smith.

La natación sigue sumergida en el abismo, ya que Liliana Ibáñez se ubicó en el lugar 28 de la prueba de 50 metros libres con un crono de 25.25 segundos.

Mientras, Ricardo Jacobo Vargas tampoco alcanzó a meterse a las finales de los mil 500 metros estilo libre y al final terminó en la plaza 25 con un registro de 15:11.53.

Las clavadistas mexicanas Dolores Hernández y Melany Hernández se ubicaron en las posiciones 18 y 22 de la prueba de tres metros individual femenil y sólo la veracruzana Hernández se coló a la semifinal.