Muy nervioso está Harvey Weinstein

0
107
Foto Especial

Por Monick Huitrón

Han pasado ya tres días desde que el productor Harvey Weinstein se entregara a la policía de Nueva York para enfrentar los cargos que pesan en su contra por violación.

Después de siete meses de haberse destapado la primera de una serie de acusaciones por acoso y abuso sexual, y luego de que la industria más poderosa de cine le diera la espalda, al final, Weinstein, se entregó voluntariamente a las autoridades y tras ser esposado, después de casi dos horas de espera, escuchó a la fiscal decir: “Este acusado usó su posición, dinero y poder para atraer a mujeres jóvenes a situaciones que le permitieron violarlas sexualmente”. 

Al término de la lectura de cargos, se le fijó una fianza de un millón de dólares y se le dejó en libertad; Weinstein usará todo el tiempo un dispositivo localizador y enfrentará el proceso sin poder salir de Estados Unidos.

En los próximos días se podrá conocer más sobre este caso que ha marcado un precedente en el mundo del espectáculo a sus más altos niveles, y sabremos qué tintes irá tomando al pasar del tiempo, ya que las acusaciones por violación que se le imputan, son en primer y tercer grado.

Algo que definirá el peso de la sentencia por los agravantes, serán, definitivamente, los testimonios que muchas de las victimas están dispuestas a realizar frente a su agresor durante las audiencias que se fijarán más adelante.