El 48% de las asesorías brindadas corresponden a despidos injustificados: Procuraduría de la Defensa del Trabajo

0
76
FOTO: Especial

Por Lilia González

El procurador de la Defensa del Trabajo en el Estado de México, Miguel Ángel Terrón Mendoza, refirió que en lo que va del presente año han recibido cerca de 34 mil quejas, de las cuales, el 48 por ciento corresponden a despidos injustificados.

Detalló que del universo de las quejas, el 92 por ciento son del sector privado, mientras que el 8 por ciento son del público, es decir, corresponden a trabajadores de ayuntamientos, órganos descentralizados y otras dependencias del gobierno estatal, refiriendo que por la densidad poblacional, las principales quejas municipales las concentran Tlalnepantla, Naucalpan, Toluca, Cuautitlán Izcalli y Metepec.

“Estamos acabando afortunada o lamentablemente con los trienios y esto trae consigo que a veces haya inadecuadamente una limpia de personal que tiene derechos y que hay que resguardar”, señaló.

Ello al señalar que han brindado mil 79 asesorías tan solo en el ámbito municipal, de las cuales, 419 ya son demandas por no lograr la conciliación, y detalló que los tres ayuntamientos con mayores registros de estas, son: Toluca, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli.

“La verdad es que ya no les alcanza el tiempo a muchos gobiernos municipales de conciliar los asuntos, pero yo hago un llamado para que en este par de meses que les queda, busquen la conciliación”, comentó.

Lo anterior al indicar que es normal que en el último año de gobierno, las quejas contra los Ayuntamientos incrementen, puesto que optan por el despido injustificado a sus trabajadores, o bien, los gobierno entrantes suelen realizar una “limpia” y hacer nuevas contrataciones.

De manera global, comentó que la presentación de quejas ha tenido incremento con respecto al año anterior, puesto que fueron 35 mil 718 las registradas en 2020 y 34 mil quejas en este 2021, estimando cerrar el año con 40 mil quejas, enfatizando que el primer lugar de los asuntos son despidos injustificados, seguido de finiquitos y de designación de beneficiarios.

“Un juicio, en el anterior sistema laboral podía tardar hasta 10 años en resolverse, y ahorita con la nueva reforma, hay asuntos que se resuelven en un máximo de 6 meses y hasta en menos de 45 días”, comentó.