Incrusta semillas en su calzado de material reciclado

0
839
FOTO: Alelhi Rodríguez

Lucero Arzate Jaimes, de 14 años y originaria de San Mateo Atenco, hace zapatos con ropa y llantas de auto.

Por Alelhi Rodríguez

‘Recalzar’ es el nombre del proyecto de Lucero Arzate Jaimes, de 14 años, quien buscó innovar con un calzado meramente sustentable y abonar al planeta con su iniciativa.

Para la hechura de sus pares utiliza ropa en desuso y llantas de automóvil, con la intención de reciclar recursos y, a su vez, ofrecer un producto innovador. Antes del pegado de las suelas introduce semillas de diversas plantas o árboles que, a cambio de no ser desechadas, estas germinen y así proveer a la naturaleza.

“Mi idea fue crear un zapato sin dañar tanto al medio ambiente, y tal vez regresar un poquito de lo que nos da. La suela está hecha con material reutilizable, en este caso, llantas, y tiene incrustadas semillas de plantas; entonces, cuando esa suela la deseches, no va a ser una basura más, sino va a tener una segunda vida, porque de sembrarla va a poder crecer una plantita”.

La adolescente, originaria de San Mateo Atenco y de familia zapatera, se apoya de los suyos para poder elaborar este calzado que tiende a ser diferente y ecológico.

“Nos traen la tela de alguna prenda que ya no utilizan y aquí le damos una segunda vida, que sería para hacer el calzado. Si tienes alguna playera, short, camisa que te gustó mucho y quieres darle una segunda opción, nosotros la transformamos en un cómodo calzado”, contó Randy, quien apoya a Lucero con esta idea.

Y no es todo, la joven idealizó dar un empleo a mujeres de la tercera edad de su municipio, así que al cliente ofrece zapatos ecológicos y, como un plus, el bordado a mano elaborado por personas mayores de 60 años.

“Mi idea también ha sido apoyar a las personas de la tercera edad, porque hay personas que no les dan trabajo, así que las señoras como tal me apoyan a hacer ese tipo de bordados 100 por ciento a mano, lo que tú quieras, si quieres escribir tu nombre o lo que tú desees se puede hacer”, agregó Lucero.

La menor de edad oferta su trabajo en aproximadamente 200 pesos. El único requisito para tener un par es llevar una prenda sin uso y ella aporta la creatividad y el apoyo al medio ambiente.

“Yo creo que hay que preocuparnos un poquito por el futuro, de qué va a pasar mañana; entonces, yo creo que es una muy buena opción que empecemos por algo básico”, concluyó.

Incrusta semillas en su calzado de material reciclado - Nov 16, 2021
FOTO: Alelhi Rodríguez