Innovan con clases virtuales en UNSA

0
186
FOTO: Victoria Acevedo

Por Guadalupe de la Cruz

Enrique Gómez Bravo Topete, rector de la Universidad de la Salud del Estado de México, precisó que los profesores utilizan las instalaciones para grabar sus clases y poder impartir su cátedra; de esta forma, los alumnos están más en contacto con los profesores y las instalaciones de la institución.

“Desde que asumí la rectoría de la Universidad no he tenido contacto con alumnos de la institución; prácticamente nos ha tocado saludarlos de manera virtual, y a uno que otro cuando viene a realizar algún trámite, es así que pedimos a los profesores que utilizaran las instalaciones para, desde aquí, brindar su clase o grabarla para que sea distribuida entre sus alumnos y así lo están realizando”, mencionó.

Gómez Bravo Topete señaló que una escuela sin alumnos está muerta, ya que quienes le dan vida, sin duda, son los alumnos. Los laboratorios, así como el simulador de hospital con que cuenta el plantel, han tenido que ser inhabilitados, porque no hay quien realice sus prácticas.

“Es triste estar en la Universidad, donde no hay alumnos, pero también entendemos la situación por la que atraviesa el país y el Estado de México; también hemos dicho que aún no hay condiciones para que los estudiantes regresen a las aulas y es lo que estamos respetando, la salud e integridad de cada uno de los alumnos”, dijo.

De igual forma, destacó que el Covid-19 es un virus que no se va a ir, que llegó para quedarse y con el que se tiene que aprender a vivir, “porque seguramente nos tendremos que vacunar de manera permanente, como se hace con la influenza”.

“Creo que hasta que todos, padres de familia, alumnos y docentes estén completamente vacunados se podrá regresar a casa y realizar una vida más o menos normal, de lo contrario es recomendable que niños y padres de familia se queden en casa y no bajen la guardia en materia de cuidados”, concluyó.