Liliana Gollas se declara en estado de indefensión; teme por su vida

0
225
FOTO: Especial

Por Lilia González

Ante el atentado del que fue víctima el 31 de julio, en donde dos hombres ingresaron a su domicilio, la encañonaron con armas, le robaron su tableta y celular personal, y la amenazaron, la diputada local de Morena, Liliana Gollas Trejo, aseguró que su Grupo Parlamentario le ha dado la espalda.

Si bien el pasado 6 de agosto el Grupo Parlamentario emitió un comunicado en el que aseguró que solicitaron a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México indagar las amenazas contra su compañera de bancada, encabezando dicha petición su coordinador Maurilio Hernández, la diputada negó que haya recibido algún apoyo y respaldo.

“Hasta el día de hoy no he recibido ninguna llamada del coordinador de mi Grupo Parlamentario; no me han dado asistencia jurídica, psicológica, política, no se ha implementado un protocolo de violencia, únicamente he seguido la vía jurídica. Ya interpuse la denuncia como corresponde y solo por mis medios le estoy dando seguimiento”, expresó.

A través de una conferencia de prensa virtual, recalcó que el único respaldo que ha recibido es de los diputados Max Correa, Berenice Medrano, Isaac Montoya, así como de la presidenta municipal de Naucalpan, Patricia Elisa Durán Reveles.

“Se hizo un pronunciamiento en donde se dice que ya se habían comunicado conmigo, que la fracción había sido solidaria, cosa que desmiento. Me siento en estado de indefensión, estoy vulnerable, estoy temiendo por mi vida y por la de mi familia”, exclamó.

De igual manera, desmintió a quienes afirman que el atentado del que asegura fue víctima haya sido un montaje por lo que, dijo, se pone en las manos de las autoridades para investigar a fondo lo ocurrido.

Conforme a lo que circula, el atentado pudiera atribuirse a los diversos pronunciamientos que ella ha realizado en su calidad de diputada local y presidenta de la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito en el Congreso Local, para que se ejecute un informe financiero del estado que guarda el Sindicato Único de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas del Estado de México (SUTEyM) Naucalpan.

“No me ha contestado el teléfono mi coordinador del Grupo Parlamentario, ni alguna autoridad más allá que las instancias jurídicas que les compete la investigación. Al final del camino haré responsable a quienes han sido omisos si algo me ocurre a mí y mi familia”, aseguró.