Panaderos, de los menos afectados por la pandemia

0
79

POR Alelhi RODRÍGUEZ

Uno de los oficios menos afectados para la temporada de Día de Muertos fue el panadero, a pesar de la emergencia sanitaria por COVID-19, hubo venta de uno de los principales elementos que adornan y dan sabor a los altares y ofrendas alusivos al 1 y 2 de noviembre.
Es un pan peculiar, elaborado en Tecomatlán, municipio de Tenancingo, una receta que desde hace décadas ha sido la fuente de empleo para más del 80 por ciento de las familias que aquí radican.

Gabriela Pacheco, aseguró que el virus no pudo con su economía y desde el 20 de octubre comenzó a preparar el pan tradicional, “para mi y creo que para el pueblo no nos perjudicó mucho lo de la pandemia pues esto son tradiciones que la gente las sigue conservando”.

Panaderos, de los menos afectados por la pandemia - Nov 2, 2020

Es un arte culinario que por su cocción desprende un sabor único y exquisito que ha hecho famoso al pueblo sureño.

Incontables números de piezas, en forma de conejo, canasta, corazón, muñeca, realizaron para la temporada, “es que se trabajan diferentes tamaños, yo a lo mejor hago unas 30 mil piezas, pero son cuatro, cinco tamaños los que realizamos”.

Panaderos, de los menos afectados por la pandemia - Nov 2, 2020

Como todo oficio que tiene sus temporadas fuertes, pero a diario elaboran el famoso “cocol”, el que todo el año cuecen en los famosos hornos, que cada familia tiene en sus hogares.

“La gente de diferentes lugares aquí al pueblo a comprar el pan calientito saliendo del horno aunque lo llevamos a diferentes lugares hay gente que le gusta venir a comprarlo aquí, porque le gusta saliendo del horno que viene con sus canastas a comprar el pan, más fresco, más rico, por así decirlo”.

Panaderos, de los menos afectados por la pandemia - Nov 2, 2020

Tecomatlán tiene el olor a pan impregnado en sus calles, todos los días hay este producto harinoso, que deleita hasta los paladares más exigentes.