Realizan simulacro en mercado “San Pablito”

0
72
Autoridades estatales y municipales realizaron pruebas de resistencia en locales del mercado de San Pablito en Tultepec, locatarios buscan aportar elementos que constaten que las nuevas medidas evitarán una reacción en cadena en caso deflagración en otros locales.

Tultepec, Méx.- Autoridades de los tres órdenes de gobierno verificaron una prueba de resistencia en un módulo de compra-venta de material pirotécnico en el mercado de artesanías de San Pablito, a fin de verificar el impacto de una posible explosión en uno de los locales con respecto a una casa habitación localizada a 40 metros de distancia, colindante con el mismo. El simulacro se llevó a cabo a petición de Germán Galicia Cortés, presidente de la Mesa directiva del Mercado de San Pablito, a efecto de aportar elementos de juicio que permita a la Dirección General Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), emitir la determinación correspondiente para la liberación de 96 permisos para la compra venta de juguetería pirotécnica en el lugar. En el local marcado con el número 150, donde se realizó la prueba, se introdujeron 153 kilógramos de material pirotécnico, básicamente de las mismas características del autorizado para la venta al público, como son: cometas, bola de humo, luz de bengala, cañón bomba y R-15, torbellinos, cracker, escupidor de luz, ollitas, abejorros, palomas, cuete blanco, etc. El material fue distribuido en el local, de la misma forma como se expone para su venta al público en las vitrinas. De igual manera se colocaron 25 kilogramos más de juguetería pirotécnica en el local adjunto (149), a efecto de probar que el fuego pudiera extenderse durante el ejercicio pese a las nuevas medidas.
Durante el ejercicio de la deflagración del material, detonado a distancia a través de cableado y encendido con cerillos electrónicos, sólo se rompieron las vitrinas y se fisuró la lámina superior de asbesto, sin que se presentaran daños estructurales en los muros del local donde se realizó el ensayo, sin que se extendiera el fuego al local adjunto, que tampoco presentó daños.