Restauranteros de Toluca hacen llamado al gobernador para reabrir sus negocios

0
180
FOTO: Juan HERNÁNDEZ

POR Dulce María LIZÁRRAGA y Juan HERNÁNDEZ

La fonda “Don Carlos” es un negocio que tiene más de 40 años de tradición, ubicado en la capital mexiquense, este es uno d ellos muchos lugares que se han visto afectados por la pandemia y la permanecía de la entidad en semáforo rojo, Héctor, dueño de este tradicional lugar aseguró que este rubro económico está en agonía.

Afirmó que se espera que este 18 de enero los restaurantes y las cocinas económicas puedan reanudar labores, por lo menos con un 30 por ciento de su capacidad y respetando todas las medidas de sanidad y hace un llamado al gobernador Alfredo del Mazo, para que se de la apertura de estos negocios, y así tenga un respiro ante la pandemia que los está extinguiendo.

Restauranteros de Toluca hacen llamado al gobernador para reabrir sus negocios - Ene 14, 2021
FOTO: Juan HERNÁNDEZ

“Es muy triste ver los restaurantes vacios, la soledad nos invade, la luz apagada ya que representa un gasto, el personal lo estamos rotando cada semana, hay que pagar sueldos, proveedores, teléfono, es muy triste” señaló Héctor.

A esta historia se suma la de Christian Mejía, un joven que trabaja como mesero en la fonda Don Carlos y quien se suma al llamado para que el sector restaurantero pueda laborar la próxima semana.

Restauranteros de Toluca hacen llamado al gobernador para reabrir sus negocios - Ene 14, 2021
FOTO: Juan HERNÁNDEZ

“Le mandó un mensaje al gobernador Alfredo del Mazo, estamos sufriendo mucho, tenemos familia hay que pagar renta, luz, alimentos, ropa e internet para que los hijos estudien a distancia, las propinas no son las mismas, estando cerrado y esperamos que nos pueda ayudar, hay muchos compañeros que se encuentran sufriendo, muchos vamos al día”, refirió.

Pará finalizar Héctor, reiteró que están en espera que en las próximas horas se hagan anuncios que favorezcan a este sector y que todos los restaurantes del Estado de México puedan abrir, de lo contrario habrá cierres de negocios, despido de personal y se verían afectadas muchas familias mexiquenses que dependen del sueldo como los meseros, la señora que cocina, o los que hacen la limpieza, entre muchos que pertenecen al sector.