Sin focos rojos

0
53
No se ha perdido gobernabilidad... A pesar de las últimas expresiones de inseguridad que se han presentado en el Estado de México, como el asesinato del regidor perredista de Sultepec, el secretario General de Gobierno, José Manzur, sostuvo que las autoridades federales y locales mantienen la estrategia de persecución sobre los delincuentes y negó que el territorio mexiquense esté fuera de control. (Foto: Victoria Acevedo)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ 

*Secretario de Gobierno afirma que se está atendiendo

el problema de la inseguridad y hay resultados.

*Continuará despliegue de efectivos federales y estatales

para hacer frente a la delincuencia, reitera funcionario.

El secretario General de Gobierno, José Manzur Quiroga, rechazó categóricamente que se estén saliendo de control las regiones del sur y Valle de México al operar las Fuerzas Federales; a la fecha, afirmó el Ministerio Público mexiquense, continúa con las investigaciones de las ejecuciones del regidor del PRD en Sultepec, Genaro González Hernández, y de un ciudadano al interior del área de emergencias del Hospital de las Américas, Ecatepec.

En tanto, sobre el debilitamiento institucional de la corporación de seguridad en Naucalpan, ratificó que la administración estatal es ajena a la depuración y baja de 260 policías, a quienes se acusó por estar coludidos con el crimen organizado pero al no contar con presupuesto para su despido continúan en activo en el Ayuntamiento.

Por una parte, el encargado de la política interna del estado reconoció los recientes hecho violentos en la entidad, pero se mantuvo en la tesitura de que con el despliegue del Ejército, Marina, Policía Federal (PF), la Procuraduría General de la República (PGR), así como elementos estatales y municipales, está bajo control la seguridad.

Descartó que la zona sur sea un foco rojo, resaltó que la administración estatal informó a la dirigencia estatal del Sol Azteca sobre la investigación del asesinato de Genaro González, misma que presenta avances.

“Tengan ustedes la plena seguridad de que no se nos va a salir de las manos el Estado y eso que tú me estas preguntando sí, especialmente en los ocho municipios donde la delincuencia es más alta y están dentro de los 50 municipios del país”, declaró.

«El sur del estado no es un foco rojo, el sur del estado creo que tenemos una incidencia delictiva bastante baja, tenemos problemas más en la zona de Ecatepec y de Tecámac y los estamos atendiendo todos los días”.

El segundo a bordo de la entidad, Manzur Quiroga, rechazó categóricamente que la seguridad se haya salido de control a nivel estatal, pero admitió que la inseguridad ha aumentado en el Valle de México, no obstante, se ha hecho frente con las 56 (BOM).

Manzur Quiroga destacó que esta semana se reunió con siete alcaldes de los ocho municipios mexiquenses que están dentro de la lista de las 50 ciudades más violentas a nivel país y garantizó que de manera permanente se ejecutan acciones para reducir los delitos en dichas demarcaciones.

“El secretario General de Gobierno, el comisionado estatal de seguridad y el procurador estamos en contacto con los presidentes municipales para ver cómo apoyamos la seguridad de cada uno de los 125 municipios”, precisó.

Sobre caso Naucalpan, el funcionario estatal descartó que la administración tenga responsabilidad con la depuración de 260 policías, ya que es un asunto administrativo del Ayuntamiento.

Pero aseguró que ya se reunió con el alcalde da extracción panista Edgar Olvera Higuera, para tratar el tema de seguridad y reveló que ya se instalaron las Bases de Operación Mixtas (BOM), filtros que están siendo reubicados a petición del ayuntamiento.

“Es un asunto meramente municipal, nosotros con el control de confianza le damos todo el apoyo a los presidentes municipales…en Naucalpan ya se instalaron las Bases de Operación Mixta, ellos nos están solicitando cambiando de lugar y lo vamos a hacer de manera inmediata”, comentó.

Finalmente, ratificó que las 56 BOM’s operan prioritariamente en 25 municipios y ocho de los más violentos, pero la vigilancia se refuerza en todas las regiones del territorio mexiquense.