UNSA durante pandemia de Covid-19 presentó solo un 3 % de decisiones

0
151
FOTO: Victoria Acevedo

Por Guadalupe de la Cruz

“La pandemia por Covid-19 dejó estragos importantes dentro del sistema educativo, tanto en el nivel básico, como en media superior y superior; por fortuna, en UNSA las deserciones fueron solo del 3 por ciento y no fue necesario cerrar las instalaciones”.

Lo anterior fue expresado por Enrique Gómez Bravo Topete, rector de la Universidad de la Salud del Estado de México, quien agregó que no hubo impacto negativo en el asunto de las inscripciones, para sorpresa de los que trabajamos en la Universidad.

En contraste, indicó el rector de la Universidad de la Salud, desafortunadamente se tiene registro que alrededor del 10 por ciento de las universidades que existen en la entidad mexiquense tuvieron que cerrar por falta de recursos económicos, porque muchos alumnos dejaron de estudiar.

Gómez Bravo Topete mencionó que la ventaja que tuvieron es que se realizó mucha difusión y se corrió la voz, lo que provocó que más jóvenes decidieron inscribirse en UNSA a alguna de las carreras relacionadas con la salud, “actualmente tenemos 25 alumnos inscritos y siguen realizando su registro”.

Sin embargo, destacó que tal vez muchos padres de familia están en la disyuntiva de si deben apoyar o no a sus hijos a estudiar licenciaturas relacionadas con las ciencias de la salud, ya que deben estar en todo momento en contacto directo con los pacientes, con enfermedades, “pero que no se nos olvide que todos debemos de aprender a vivir con el virus y seguir las medidas de sanidad, así como acceder a las vacunas”, comentó.

El rector de la UNSA dijo que los padres de familia deben también apoyar a sus hijos a reforzar los idiomas, con el objetivo de que en un futuro puedan tener más y mejores oportunidades laborales, y los exhortó a apoyarlos en sus proyectos de vida.