Enviarán cuatro mil tropas adicionales a Sudán del Sur

0
124
El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de cuatro mil tropas adicionales a Sudán del Sur a fin de apoyar sus operaciones de mantenimiento de paz en ese país, donde la violencia se ha recrudecido desde julio pasado.

* Las nuevas tropas complementarán a los 12 mil cascos
azules que forman la Misión de Naciones Unidas para ese país.

Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el envío de cuatro mil tropas adicionales a Sudán del Sur a fin de apoyar sus operaciones de mantenimiento de paz en ese país, donde la violencia se ha recrudecido desde julio pasado.

Con 11 votos a favor y cuatro abstenciones, el documento estableció que las nuevas tropas complementarán a los 12 mil cascos azules que forman la Misión de Naciones Unidas para Sudán del Sur (UNMISS), cuyo mandato principal es proteger a la población civil.

El documento autorizó además a la fuerza de protección a “usar todos los medios necesarios, incluida la adopción de medidas enérgicas” a fin de cumplir su mandato, que también incluye proteger instalaciones de la ONU y trabajadores humanitarios.

El texto determinó también que la UNMISS opere por lo menos hasta diciembre de este año, con la posibilidad de renovar la misión si persisten las condiciones de violencia.

De acuerdo con la ONU, la violencia en ese país ha provocado que 2.5 millones de personas hayan sido desplazadas de su lugar de origen, y que unos 4.8 millones de sursudaneses sufran de inseguridad alimentaria, lo que amenaza en especial a los menores de edad.

El conflicto estalló en diciembre de 2013, cuando tropas del gobierno identificadas con la etnia dinka, a la que pertenece el presidente Salva Kiir, se enfrentaran con tropas aliadas al vicepresidente Riek Machar, de la etnia neur. Tras un breve cese al fuego negociado a principios de este año, que incluyó la reinstalación del vicepresidente, la violencia en el país más joven del mundo, independiente desde 2011, volvió a recrudecerse cuando Kiir anunció una nueva destitución de Machar.

La resolución aprobada este viernes omitió las recomendaciones del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y de numerosos organismos civiles, de establecer un embargo de armas en Sudán del Sur.

Esta ausencia en la resolución indica que el documento no contó con apoyo unánime en el Consejo de Seguridad, pues China, Rusia, Venezuela y Egipto se abstuvieron de votar por el documento, y el gobierno de Sudán del Sur criticó sus principales disposiciones.

El texto sólo incluyó en un anexo la advertencia a Sudán del Sur de que se aplicará un embargo de armas en caso de que el gobierno se niegue a cooperar con el nuevo despliegue de UNMISS.

El representante permanente de Sudán del Sur ante la ONU, Akuei Bona Malwal, expresó su rechazo a una resolución que “no toma en cuenta los puntos de vista” de su país, lo que viola su independencia y soberanía.

Malwal consideró que una resolución sobre misiones de paz que contenga un anexo donde se contempla un embargo de armas es “desafortunado”.

Por su parte, la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, afirmó que el aumento de tropas en UNMISS es consecuencia del “horrendo repunte de la violencia” reportado en Sudán del Sur.

Power advirtió que aunque los cascos azules “pueden reducir la violencia y los abusos, para terminar el conflicto los líderes de Sudán del Sur deben dejar de poner sus ambiciones personales por encima del bienestar de su pueblo”.