SADIO MANÉ, OLVIDA SUS LUJOS POR EL ALTRUISMO

0
37

 

El mediocampista ofensivo senegalés siempre tiene presente a Sédhiou, ciudad que lo vio crecer en su país. No olvida sus orígenes y siempre busca darles un poco de lo que este deporte le ha otorgado.

“Yo pasé hambre, trabajé en el campo, jugué descalzo y no fui al colegio. Hoy puedo ayudar a la gente. Prefiero construir escuelas y dar comida o ropa a la gente pobre”, indicó Mané al respecto de sus duros comienzos. Aunque su carrera comenzó en Dakar con el Génération Foot, fue hasta unas visorías que logró hacerse notar.

En 2011 gracias a las visorías del Metz, equipo francés, lo llevaron a sumergirse en el mundo del futbol de lleno. En específico fue gracias al ojeador, Olivier Perrin, quien se convenció de ficharle e hizo todos los trámites posibles para completarlo.

Su futbol lo ha llevado a valer mucho dentro del mercado; en 2012 se fue vendido por 4 millones de euros al RB Salzburgo; posteriormente el Southampton inglés pagó 22 millones de euros; y finalmente Liverpool puso sobre la mesa 41.2 millones de euros para tenerle. Y recientemente firmado por el Bayern Munich con un prometedor futuro.

El salario de Mané en el Liverpool, era de 13 millones de euros anuales, mismos que aprovechaba para ayudar a su comunidad y hoy en día con el Beyern se espera que gane al rededor de 30 millones de euros anuales.

Durante su visita de esta semana, Sadio aprovechó para prometerle a su gente una oficina de correos y promesa que dice la cumple.

Su generosidad no termina con los proyectos que pueda tener para la construcción de edificios, también da a cada familia del pueblo un paquete de apoyo mensual de casi mil 500 pesos y ofreció alrededor de 8 mil 500 pesos a los estudiantes con mejores resultados de la secundaria Bambali.

Además, de todo lo que ya ha hecho, también ha dado computadoras portátiles en las escuelas, ropa deportiva gratis a niños de la aldea y les ha puesto internet de 4G para todos.

Después de estos nobles gestos, solo podemos decir: ¡Gracias Sadio Mané! Acciones como la tuya, hacen mucha falta en el mundo para demostrar que los buenos, son más.