La cooperación entre México y Estados Unidos en materia de combate al narcotráfico y el lavado de dinero

0
200

POR Edgar ROMERO

El arresto del Ex Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), obliga a que el gobierno mexicano revise su relación con la agencia a fin de replantear los términos de la cooperación bilateral en materia de combate a las drogas, es inaceptable que el presidente diga que no tenia conocimiento de la investigación en contra de Cienfuegos, como inaceptable es que el gobierno mexicano no tenga acceso a la información y a los elementos de prueba que lo mantienen en una cárcel de Estados Unidos.

 

La DEA (Drug Enforcemen Administration) Administración Para el Control de Drogas  fue fundada el 1 de julio de 1973 bajo la presidencia de Richard Nixon, es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el narcotráfico y el consumo de drogas en los Estados Unidos, además del lavado de activos, en el ámbito interno comparte jurisdicción con el FBI, sin embargo es la única responsable de coordinar y perseguir las investigaciones antidrogas fuera del territorio estadounidense.

 

Según la su pagina oficial de internet, la DEA cuenta con seis oficinas en México, la oficina principal ubicada en Ciudad de México, así como cinco oficinas regionales localizadas en los estados de: Guadalajara, Hermosillo, Mazatlán, Mérida y Monterrey, para nadie es un secreto que desde su fundación esta agencia tiene personal trabajando de manera permanente en nuestro país, y pese a que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prohíbe de manera expresa a los agentes y militares extranjeros la portación de armas de fuego dentro del territorio nacional los agentes de la DEA suelen andar armados, incluso en las reuniones que sostienen diariamente con funcionarios mexicanos del mas alto nivel del Gabinete de Seguridad Nacional, oficialmente no se sabe cuantos agentes están trabajando en territorio nacional pero se estima que hay por lo menos 70, que cuentan con informantes infiltrados en las mas altas esferas del gobierno mexicano así como en los carteles de las drogas.

 

En días pasados y a raíz de la detención del General en retiro Salvador Cienfuegos en Estados Unidos, el gobierno mexicano tiene la necesidad de replantear las bases sobre la cooperación entre México y Estados Unidos en materia de combate al narcotráfico y el lavado de dinero

 

El presidente López Obrador en sus “conferencias mañaneras” expreso que: lo que no se vale es de que ellos participen en México, incluso se vinculen a instituciones de México, sacan información y resuelvan sin dar a conocer al Gobierno de México lo que están investigando.

 

Y es que la historia de cooperación entre ambos países esta llena de claro obscuros por decir lo menos, los gringos dicen que nosotros somos poco confiables, que la información obtenida por ellos y compartida al gobierno mexicano termina por filtrarse a los carteles y que esto propicia la impunidad, los mexicanos tampoco confiamos en los gringos, es mas, cuestionamos seriamente sus métodos de investigación que se encuentran fuera de todo cuse constitucional y jurídico, altamente violatorio de Derechos Humanos, los casos se cuentan por docenas, la masacre de Allende o la detención del Dr. Humberto Álvarez Machain, un ciudadano mexicano que en 1990 fue capturado en Guadalajara Jalisco por miembros de la DEA (la versión oficial indica que fueron caza recompensas) y trasladado en un vuelo privado al Paso Texas, donde fue puesto bajo arresto y luego entregado a la Corte Suprema de Justicia en San Francisco California bajo la sospecha de haber participado en el secuestro y la tortura de Enrique Camarena (agente de la DEA), por supuesto que se trato de un secuestro y de un abuso de los americanos contra un connacional, afortunadamente el medico fue absuelto y liberado tiempo después.

 

Los hechos recientes, la extradición, juicio y condena de Joaquín Guzmán Loera, la detención y procesamiento de Genaro García Luna y ahora de Salvador Cienfuegos ponen de manifiesto que es necesario revisar y replantear los términos de cooperación en materia de combate al narcotráfico con Estados Unidos, mientras tanto el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard ya adelanto: “Cooperación si habrá pero tendrá que ser sobre bases diferentes”, esperemos que se refiera al respeto de la soberanía de nuestro país y a un trato digno. Por lo pronto tendremos que esperar porque este  próximo 3 de noviembre será día de elecciones en Estados Unidos, los pronósticos son reservados.