A mi manerA

1
172
Gabriel Medina. Señala a Zamora como responsable.

*Paren la masacre.

*Tiran la piedra…

*La fiesta se volvió velorio.

Por Julio A. Aguirre

Una solución mediocre, pero inmediatamente, vale muchas veces más que una solución perfecta después de ocho días… André Maurois.

En el mundo de la hípica se acostumbra ver carreras de caballos tapados. Cada cuadra lleva el corcel con el que cree ganará la justa y con ello embolsarse una respetable cantidad de dinero.

En el mundo de la política la palabra tapado es –o era- muy común. Los grandes y eternos líderes eran quienes señalaban al indicado. Hablamos concretamente del Partido que se perpetuó en el poder durante décadas (PRI). Tenían esa facultad porque tenían  el país en un puño. Porque la oposición prácticamente no existía.

Para decirlo A mi manerA, el menú consistía en dos sopas: la de fideos y la de jodeos –para la ciudadanía y la oposición, con la mala fortuna que en tiempos electorales nos anunciaban que la primera ya se había terminado, por lo tanto sólo quedaba la segunda: jodeos.

Imagínese a los jodidos desayunando, comiendo y cenando sopa de jodeos.

Cuando Vicente Fox Quesada prometió sacar a las víboras prietas, tepocatas y alimañas de Los Pinos el milagro se hizo y vino entonces la alternancia en el poder.

Con respeto para el ranchero botudo no fue él quien sacó a todos esos arácnidos referidos por Chente, fue la sociedad harta de los malos mandatos priistas.

En los carriles aún hay carreras de tapados. La política continúa pero ya no tiene tapados que siempre ganaban, aunque, las circunstancias podrían obligar a TODOS los partidos políticos a presentar sus gallos (para diputados alcaldes, gobernadores y presidente de México) una semana antes de la pelea, dándoles así protección y evitando más derramamiento de sangre.

Lo que antes era una fiesta democrática hoy se ha vuelto un velorio. El interés por alcanzar los grandes cargos en el país continúa en el municipio, en el estado y en el país. Tan peligroso se ha vuelto el hecho de ser aspirante que en este proceso electoral como nunca antes visto, es una gran cantidad de personas –hombres y mujeres- que han dado un paso al costado.

Saben que de ganar se convertirán en grandes, poderosos y famosos…si la delincuencia los deja continuar y terminar el proceso.

¿Y TODO PARA QUÉ?

La vida de los muertos está en la memoria de los vivos. Marco Tulio Cicerón.

La democracia brinda el derecho, a todos, de votar y ser votados. Una obligación que el interesado se dé a conocer, que la ciudadanía sepa y escuche quien es, que ha hecho y que promete.

No se puede votar a oscuras como en las carreras de caballos, sin embargo lo que promete uno promete el otro, y el otro, y el otro. Es lo mismo, son los mismos y al término de la carrera gana el corcel, la cuadra y el dueño de la misma. El público desde las tribunas solo observa como le quitaron su dinero (sueños) de las manos. Le dieron y les dan en estas campañas atole con el dedo.

Ayer en este espacio tocamos el tema de la guerra sucia entre todos los partidos políticos bajando propaganda del contrario. Hoy lamentablemente están enfrascados en un duelo verbal los candidatos a ocupar la silla principal de la capital del Edomex, Toluca.

De los dichos, amenazas y mentadas de madre han pasado a los hechos lamentables donde la agresión se hace presente y dónde resultan lesionados ciudadanos que ni vela tienen en el pleito por el poder.

Y aunque no lo crea, son ellos quienes llaman a la paz, a dar seguridad a la ciudadanía, respetar a terceros y todo ese maldito rollo que se lo han aprendido al derecho y al revés  y en español e inglés, y son los que provocan, quienes inician el desmadre electoral.

Respeto y confianza lo obtiene quien da lo mismo.

Vemos hacia la delincuencia desatada como nunca en el país, pero nadie se atreve a reconocer que es el mismo santo    que se vuelve demonio y busca dominar cómo sea, contra quién sea y cuándo sea.

¿Y las propuestas?, ¿las ideas?, ¿el compromiso?, ¿la ética?, ¿la vergüenza?

Pasando un mes ya es demasiado tiempo de andar en campañas. Carretadas de dinero a la basura y batidero, mucho batidero porque ante la escases de ideas y propuestas congruentes no hay debates.

De seguir por el mismo camino, la familia política acabará con la gallina de los huevos de oro, o habrá gallos que de plano ya no deseen subirse a la gallina. El miedo no anda en burro, decía mi tata.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora é que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA

E-mail: aguirre@8columnas.com.mx