A mi manerA

0
188
Ingrid Krasopani Schemelensky. Castillos en el aire.

Por Julio A. AGUIRRE

*Multas a “prostitutos”, proponen.

*Estado de México, puro y casto.

*Iniciativa que se perderá en el espacio.

Cuanto más nos inclina la naturaleza a los placeres, tanto más propenso somos a la licencia que a la decencia. Aristóteles.

El comunicado de prensa No 0597 enviado por la LX Legislatura del Estado de México, me dejó, confieso, helado, mudo e incrédulo. Sin quitarle una coma ni agregarle una palabra lo trascribiremos tal cual. Al término del mismo daré, como siempre, mi opinión A mi manerA.

Inicio. Con la premisa de que “la prostitución es una forma de explotación que debe ser abolida” y con el fin de penalizar la contratación de servicios sexuales de personas prostituidas y poner en marcha políticas públicas para desestimar esta práctica, la diputada Ingrid Krasopani Schemelensky Castro presentó una iniciativa para sancionar con penas de prisión a quien compre o contrate servicios sexuales para sí o para un tercero.

La diputada señaló que el objeto fundamental de la propuesta a la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos es combatir la prostitución a través de la prohibición del comercio sexual, debido a que la actual ley sanciona a quien se prostituye, sin embargo no penaliza al cliente. “Si no hay demanda, no habrá oferta”, precisó.

Propone que en el artículo 20 bis de dicha ley establezca prisión de uno a cinco años y multa de 200 a 500 días para quien compre o contrate servicios sexuales para sí o para un tercero; solicite, acepte u obtenga relaciones de naturaleza sexual de una persona que ejerce la prostitución, incluso de manera ocasional, a cambio de una remuneración, una promesa de remuneración, remuneración en especie o promesa de algún tipo de beneficio.

En caso de reincidencia la pena sería de dos a ocho años de prisión y de 500 a mil días multa; si la persona prostituida es menor de edad o se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad, la prisión será de 10 a 15 años y la multa de mil a tres mil días.

En el Artículo 74 Bis quedarían señaladas, como acciones del Estado mexicano, el brindar protección a las víctimas de prostitución en un Centro de Asistencia Social y otorgar el programa de protección de testigos a las personas prostituidas y sus familiares; emprender una política educativa paran informar a los alumnos sobre cómo prevenir y erradicar la prostitución y los peligros de la mercantilización del cuerpo humano, así como ofrecer una bolsa de trabajo para quienes quieran salir de la prostitución.

Explicó que esto busca desalentar y evitar la entrada de personas en la prostitución y proteger a las víctimas mediante una nueva política pública que favorezca el trabajo coordinado entre las organizaciones no gubernamentales y los servicios federales, que cuenten con presupuesto propio destinado a la prevención y apoyo de las personas prostituidas.

Según cifras del UNICEF citadas por la legisladora, anualmente 4 millones de personas alrededor del mundo son víctimas de trata, de las cuales la mayoría son niñas, niños y mujeres, y entre el 10 y el 30 % de las mujeres víctimas son menores de edad. En América Latina 2 millones de niñas, niños y adolescentes son víctimas de explotación sexual, comercial o laboral.

Esta explotación de personas, continuó la diputada, genera anualmente ganancias cercanas a los 32 mil millones de dólares para los tratantes, lo que coloca a esta actividad comercial ilícita en el tercer lugar entre las más lucrativas para el crimen organizado.

En México hay aproximadamente 500 mil personas prostituidas; 90% son mujeres y niñas y el 80% de ellas fueron trasladadas desde algún lugar del interior del país. Esto, de acuerdo con cifras de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina.

La propuesta fue remitida a las comisiones legislativas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración de Justicia para su análisis y dictamen. Fin del comunicado.

¡A LA BASURA!

La conciencia es la voz  del alma; las pasiones son la voz del cuerpo. Jean Jacques Rousseau.

Retomar el caso sobre el oficio más antiguo del mundo resulta una pérdida de tiempo, y en el Estado de México gran parte de culpa de cuanto la diputada expone, se debe a los propios políticos. Es el Estado de México, más grande inclusive que algunos países, de las pocas entidades que no cuentan con una zona de tolerancia. Eso no es para presumir. Eso es para fomentar la prostitución, recuerden que lo negado es lo más buscado. Una zona de tolerancia estaría bajo el estricto control de las autoridades municipales y estatales que evitarían, justamente, actos donde se perjudiquen a niños, niñas y jóvenes.

La presión que ha ejercido la ciudadanía (cierta parte) ante las autoridades, han abierto las puertas para que en las propias calles, hoteles, bares, restaurantes, entre otros, se siga ejerciendo un negocio que mueve al mundo; por cierto, ciertos lugares tienen la exclusividad para importantes personajes, incluyendo altas autoridades.

Su propuesta, diputada Krasopani Schemelensky, hubiese sido de mayor interés y atención si propusiera la implementación oficial de una Zona Roja.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx