ENTRE COMILLAS- ALBERTO ABREGO

0
203

ENTRE COMILLAS

Por: Alberto Abrego

SOSPECHAS DE CORRUPCIÓN EN EL SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN

Yo creo que para ocupar un cargo de este tipo hay un dicho, que no les va a gustar que lo diga, pero lo siento: la esposa del emperador no solamente tiene que ser casta, sino parecerlo, y como mujer, me parece absolutamente aberrante el que vote por alguien que tenga una acusación de acoso sexual en redes y que no haya respondido absolutamente nada sobre el particular”

Mónica Barrera, miembro del la Comisión de Selección.

No voto por Francisco Raúl Álvarez por lo que acaban de referir. A mí, el simple hecho de que exista una duda de un abuso sexual o violencia de género contra una mujer es un motivo suficiente para que, en automático, quede descartada una persona

Elizabeth Soria, Comisionada Presidente para elegir al Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.

El 28 de abril 2021 quedó instalada la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, conformada por nueve integrantes encargados de designar a cuatro decinco miembros de dicho Comité, cuya principal facultad es proponer políticas anticorrupción y vigilar el funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción.

Por lo que se convocó a instituciones de educación superior, organizaciones de la sociedad civil, públicas, privadas, sociales, académicas, profesionales y demás ciudadanos que cubrieran el perfil para participar en un proceso de selección que por supuesto tendría que ser transparente, limpio, objetivo y pulcro en cuanto a la calificación y designación de los profesionales que habrían de conformar el citado Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.Finalmente, y después de un maratónico proceso, los elegidos fueron Francisco Raúl Álvarez Córdoba, Francisco Ciscomani Freaner, Vania Pérez Morales y Magdalena Verónica Rodríguez Castillo.

Aunque decenas de organizaciones ciudadanas especializadas en temas de transparencia y anticorrupción no quedaron conformes debido a la opacidad en el proceso y la poca claridad en los criterios de selección que hicieron ganar primero, a Francisco Raúl Álvarez, quien cuenta en su historial con serias acusaciones de acoso sexual y laboral que parecen no haber sido tomadas en cuenta. Por otra parte, Ciscomani Freaner había declarado que contaba con poca disponibilidad de tiempo para asumir tal responsabilidad, sin embargo, ambos fueronfavorecidos por el voto masculino, que fue mayoritario de los integrantes de la Comisión.

El proceso queda marcado por grandes dudas en cuanto a la transparencia para elegir a los encargados precisamente de temas anticorrupción. Los señalamientos que no se investigan y no se toman en cuenta a la hora de decidir contaminan un procedimiento que debería ser congruente con lo que se persigue. La confianza en nuestras instituciones es necesaria para que las personas recurran a ellas en todo momento, y si hoy en el SNA eligen a personas de dudosa calidad moral, que no responden ante señalamientos sexuales graves ¿qué podemos esperar entonces cuando se trate de denunciar hechos parecidos en otras dependencias?, ¿cuáles son los intereses de los comisionados que emitieron esos votos a favor?, ¿y cuáles serán los compromisos de los beneficiados con los artífices de su triunfo?, ¿qué certeza tendremos los ciudadanos de que garantizarán un orden ético y contribuirán a la construcción de una democracia sin corrupción? Son lamentables los criterios poco claros que no ofrecen certidumbre y confianza en la elección de cargos de elevadísima jerarquía en el asunto de la anticorrupción.

Porque la poca transparencia y la corrupción, en todos sus niveles lastiman a la sociedad, pervierten la democracia y ofenden a la opinión pública con simulaciones que determinan sus parámetros morales y de conducta. Por algo no permitieron la intervención de las organizaciones civiles calificadas, que en su gran mayoría señalaron posibles hechos que eran causa suficiente para descalificar de inmediato a algunos aspirantes.

La confianza es algo que se construye gradualmente con resultados y transparencia, y con este tipo de procesos y decisiones en el SNA no parece haber mucha preocupación por perderla.

RÁPIDAS MEXIQUENSES. Recientemente se publicó que en Ecatepec, Tecamac, Coacalco y Tultitlán, entre otros municipios del Estado de México proliferan impunemente las gaseras clandestinas, relacionadas con grupos delincuenciales vinculados a la comercialización del gas LP que generan extorsiones y agresiones en el gremio. Esto no es nuevo, anteriormente habitantes de varios municipios mexiquenses se manifestaron para que las autoridades investiguen la corrupción en torno a las gaseras, que provocan violencia incluso cerca de escuelas y centros comerciales. No ha habido resultados. Tal vez las autoridades, federales, estatales o municipales están esperando que ocurra una tragedia provocada por la falta de seguridad en estas maniobras clandestinas o que la violencia detone en consecuencias aún más graves. Estamos en el Estado de México, ¿qué más se puede esperar?