GOBERNAR Y COMUNICAR- Isidro O`Shea

0
117

GOBERNAR Y COMUNICAR

Por: Isidro O`Shea
@isidroshea
Si bien, no es el principal objetivo de la gobernanza, el comunicar es un elemento
primordial de aquel que gobierna, desde Marco Aurelio hasta nuestros días. El
gobernar implica transmitir mensajes; como dice la frase ya muy acariciada: “todo
comunica”; incluso el no querer compartir información o no ejercer decisiones, es
también una forma de comunicar; en síntesis, la comunicación es un elemento
implícito de la gobernanza.
Sin embargo, las formas de ejercer gobierno han cambiado, y por ende las formas de
comunicar también. Hoy no veremos a nuestros representantes en la plaza pública
gritando mensajes a la ciudadanía, y quizá, ya tampoco a través de los medios de
comunicación tradicionales. En la actualidad el comunicar se ha trasladado a las redes
sociales.
Ante ello, mi pregunta: ¿hasta qué punto deben o deberían los gobernantes utilizar las
redes sociales? Obama fue el primero en crear una gran estrategia de campaña través
de Facebook; posteriormente Donald Trump rompió tanto las reglas formales como
informales para comunicar sus acciones de gobierno a partir de Twitter. Podía o no
haber boletines y ruedas de prensa, pero los tweets siempre estaban ahí, como si este
fuera el medio oficial del ejecutivo estadounidense; incluso cuando Twitter, no es, en
lo absoluto, la red social más popular o utilizada por la ciudadanía común.
Hoy en México, guardando proporciones, vivimos algo similar. Si bien por un lado
parece que Andrés Manuel López Obrador limita sus acciones gubernamentales a las
matutinas, Samuel García en Nuevo León, ha hecho pensar que más que preocupado
por gobernar, está preocupado por ser influencer de las redes.
Y es que el gobernar o ser el titular de un gobierno no significa, ni debe significar hacer
todo y ejercer todas las funciones que una administración implica; un gobernante es
un administrador, es un gerente, un supervisor, un jefe, y completando el círculo – si
somos conscientes – una de sus mayores responsabilidades es comunicar ante la
ciudadanía, independientemente de los canales que utilicen.
Hoy, aunque parezca sumamente superficial más allá de novedoso, debemos entender
que el hecho de estar en redes sociales no implica que los gobernantes estén o no
estén atentos a sus responsabilidades, sino simple y sencillamente, refleja la nueva o
nuevas formas en las que se comunican con la ciudadanía.
De hecho, no necesitamos irnos a otros tiempos, el mismo presidente López Obrador
ha asumido una manera distinta de comunicar, las ya tradicionales mañaneras, y
aunque también haya quienes nos preguntemos a diario qué hace el presidente más
allá de levantarse temprano y despotricar ante todos, sería infantil creer que no está
atento a las cuestiones nucleares de la gobernanza del país.

Hoy día los gobernantes tienen muchos retos, pero esos muchos retos, también en
parte, corresponden a las muchas oportunidades que tienen de transmitir la esencia y
naturaleza de sus administraciones; sin embargo, y sin afán de contradecirme, está
bien que comuniquen y se la pasen en redes, medios o incluso en la plaza pública,
siempre y cuando no olviden que comunicar es solamente una parte del gobernar.

Por si acaso: en ese mismo sentido hemos sido testigos de como muchos presidentes
municipales están dando a conocer prácticamente su día a día y su cotidianeidad
desde que salieron victoriosos, pero precisamente, espero que no se estén olvidando
de que tienen muchas tareas, pendientes y compromisos ante una ciudadanía cansada,
pues en muchos casos parece que existe nula actividad de planeación rumbo a la
transición.