La comunidad LGBTTTI+ y los cargos de representación popular

0
167

POR Leo ESPINOZA

Es obvio que en plena efervescencia electoral el tema salga a colación, pero tampoco es una novedad, la comunidad de la diversidad sexual, aunque en contados casos ha llegado a lograr cargos de elección popular en la política mexicana, unos más destacables que otros.

En su mayoría quien aposto históricamente por impulsar a candidatos diversos son los partidos de izquierda y los resultados para la agenda han sido poco satisfactorios, parte de los puntos principales llegando a las cámaras federales o locales es el reconocimiento de derechos civiles y la personalidad, erradicar la discriminación y temas relacionados con lo laboral, la salud y la seguridad, en los gobiernos municipales se trabaja en los bandos y se busca más una oficina que este enfocada y capacitada para brindar una atención más integral.

El problema a la hora de medir a la comunidad LGBTTTI+ como un capital político es su reacción a las diversas propuestas políticas y a las y los posibles candidatos, pues dicen los que saben que la diversidad sexual no ejerce su voto y que son pocos los interesados por saber qué pasa con sus derechos y su país, aunque esto no puede ser del todo cierto pues en los últimos años la agenda de la comunidad va creciendo, se mueve de formas más políticas y si esto fuera una guerra poco a poco el imperio gay ha sabido posicionarse y conquistar al país pese a las bajas por crímenes de odio que se siguen manifestando.

La otra es sobre los candidatos y aquí sin afán de generar polémica se tiene que hacer un escrutinio de los diferentes liderazgos de hombres y mujeres representantes pues no todo lo que brilla es oro, hay quienes viven del doble discurso, comen de la causa y hay quienes tienen una representatividad fuera de todo escándalo.

Como toda lucha por los derechos humanos siempre se conquistarán nuevos espacios en todos los ámbitos, en las próximas elecciones se espera una importante cantidad de representantes diversos que, así como se vivió en países como EUA y Nueva Zelanda llegaron a puestos de gobierno, también es importante destacar que el voto rosa fue factor decisivo para que hubiera cambio de gobierno.

El 2021 será un año en el que puede ser histórico en representantes populares diversos, así como un aumento de participación votante de la comunidad, habrá que estar muy pendientes, urge que el INEGI pueda censar casa por casa para saber cuántas familias homoparentales, gays, les, bi y trans viven en nuestro país, cuantas personas heterosexuales son aliadas de la agenda arcoíris, solo así se puede ver la magnitud del voto rosa y por tanto buscar los espacios políticos para la obtención de mejores condiciones de vida para todos.

 

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

 

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político y orgullosamente gay.