Los colores de la Blancas

0
105

Por Isabel Blancas

Aún faltan un par de meses para que acaben las gestiones de los ayuntamientos y ya en muchos municipios pareciera que no hay autoridad. Baches, quejas, falta de atención, servicios públicos de mala calidad y mucho más se puede ver, no sólo en la capital del estado, sino en algunos otros lugares del Valle de Toluca y del Valle de México.

Lo verde

Lo único bueno es que algunos alcaldes están dejando tan mal sus municipios que los que lleguen y corrijan cualquier cosita, van a tener el aplauso de los ciudadanos.

Además, los ciudadanos, organizaciones, colonos y en general todos los sectores que se han sentido olvidados han buscado oídos en las autoridades entrantes, lo cual ha sido benéfico pues los han encontrado y están iniciando proyectos para echarlos a andar desde el primero de enero que entren.

Lo negro

No puede ser que pasan y pasan los años y no exista una ley que castigue los malos manejos de las administraciones y la pobreza en la que dejan a los municipios al final de las gestiones pero claro está que se hace uso del dinero de las arcas para todo menos para lo que deberían ser.

Cuando entran los nuevos gobiernos encuentran edificios administrativos literalmente saqueados y no importa de qué color sean los gobiernos, ha habido casos que se llevan computadoras, sillas, documentos y todo para complicar el trabajo de los nuevos funcionarios públicos que llegan pero lo peor es que aún cuando han vivido esa situación al entrar, cuando salen se les olvida y ellos a su vez, hacen lo mismo.

Lo rojo

Así como hemos visto en infinidad de ocasiones los malos manejos en casi todos los ayuntamientos, no se ha logrado encerrar a casi ningún funcionario público municipal por desvío de recursos y mientras la impunidad continúe en los gobiernos locales no van a entender que el dinero de las arcas públicas es sagrado y se debe usar para mejorar la calidad de vida de la gente o por lo menos, para quitarse un par de preocupaciones de encima.

Vamos a ver a partir de enero quiénes cumplieron con su trabajo, porque como la mayor parte de los ayuntamientos van a tener gobiernos de oposición, no van a tapar tantos malos manejos y faltantes que antes se “maquillaban” o se dejaban pasar.

Lo peor del caso es que, como siempre, quienes más vamos a padecer seremos los ciudadanos que, por lo pronto, vamos a tener que padecer tres meses más la indiferencia de las autoridades para resolver temas de inseguridad, ambulantaje, malas condiciones de las calles, vehículos estacionados en lugares prohibidos, basura en las calles, falta de alumbrado público, entre muchos más.

Lo amarillo

Otra de las malas costumbres de los municipios salientes es dejar endeudados a quienes van a entrar pero quienes sufren una verdadera tortura son los proveedores llámense constructores, de alimentos, papeleros, entre otros, que en su mayoría son pequeños o medianos en su caso que requieren estos pagos para sostener sus negocios y que con la mano en la cintura reciben un “no pues ahorita ya no hay dinero, ay venga durante años siguientes meses a ver si sale algo para usted”; mientras, las familias de esos trabajadores pueden esperar porque así lo han hecho cada tres años con los cambios de gobierno. Qué tristeza.