“Muy de acuerdo con el santo padre, muy de acuerdo”

0
170

POR Leo ESPINOZA

Aún no termina el 2020 y no deja de dar sorpresas y es que la última entrevista de Carlos Aguiar arzobispo primado de México, respaldó uniones civiles entre personas del mismo sexo tal como lo hizo hace unas semanas Francisco en el documental, titulado “Francesco”, el papa dice “los homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente”.

Y es que diría un refrán anglosajón el diablo está en los detalles las palabras del papa no señalaron ningún cambio en la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad o el apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, el Vaticano muy inteligentemente articulo un discurso en el cual los medios dejaran de molestar sin verse confrontado con los fieles radicales, pues la trampa está en apoyar uniones civiles y no al matrimonio.

Como hemos visto en nuestro país llevamos 22 estados que reconocen el matrimonio igualitario y ante la crecida del movimiento LGBTTTI en el país no le queda a los conservadores más que suavizar su postura y no es una idea conspirativa sacada de la manga, en las cámaras locales se ve la postura del PAN y el PES y algunos y algunas legisladores que optan por la abstención a la hora de votar una iniciativa progresiva a favor de la diversidad sexual.

La Iglesia en México sigue siendo un poder factico, pero es verdad que se tiene que modernizar a la sociedad actual, limpiarse de los escándalos de abuso sexual y transparentar sus finanzas y violaciones al Estado Laico, es por ello que a conveniencia de la institución quitaron a Norberto Rivera un personaje que se le veía más político que sacerdote, la llegada de Carlos Aguiar obedece estrictamente a cambiar la imagen pública del catolicismo en México y que mejor forma de empezar que amoldarse y homologar el discurso del sumo pontífice.

Falta mucho para que católicos reconozcan lo que en el ramo de las leyes ya se ganó, pero es digno de reconocer que la férrea idea de separar a la comunidad diversa de todo derecho va cambiando, si bien el discurso de Aguiar no cede si permite que mínimo en las mentes de los fieles dejen de rechazar a hijos homosexuales e hijas lesbianas y eso si es de reconocerse.

Se viene un año electoral y dice el dicho que en política nada es coincidencia, pareciera que Carlos Aguiar solo dio una inocente declaración pero está marcando la línea discursiva de como los partidos deben oponerse en los 9 estados restantes que faltan por aprobar el matrimonio igualitario.

 

 

¡Nos leemos la próxima semana querido lector un abrazo!

Leo Espinoza, abogado, activista, conductor, político y orgullosamente gay.