Acorralados

0
84
Foto Juan Hernández

POR Isabel Blancas

Los operadores de Uber continúan sin tener una solución con respecto a la empresa para saber lo que pasará con el servicio que se estaba brindando en el Valle de Toluca pues actualmente hay un importante número de autos sin trabajar por miedo a ser detenidos.

Hasta el momento, los choferes no han sido atendidos por ninguna autoridad de esta empresa pues solo les dicen que este viernes podría haber personal de jurídico para platicar con ellos y buscar alguna solución.

Sin embargo, en este momento dicen sentirse solos pues nadie les da una solución para saber si podrán continuar cobrando el servicio en efectivo o solo de manera electrónica ya que para ellos sería un golpe muy fuerte.

Estimaron que entre 60 y 70 por ciento de los pagos que reciben son en efectivo, por lo que esperan poder tener una solución por parte de la empresa a la que pertenecen.

Recordaron que la preocupación principal que tienen es que la autoridad estatal a través de la Secretaria de Movilidad los está multando por el cobro en efectivo y las sanciones van de 36 a 160 mil pesos.

Esto representa un golpe muy fuerte a la economía de los choferes porque “nosotros trabajamos por necesidad y estas multas nos representan una gran preocupación y la empresa solo nos dice que evitemos el cobro en efectivo pero la realidad es que es la forma más común de pago”, aseguró Erick Muciño, uno de los afectados con esta situación.

Hoy en día existen nueve unidades detenidas por parte de la Secretaria de Movilidad y las multas que deben pagar son de 40 mil 300 pesos cada una.