Terrible decisión desaparecer las Escuelas de Tiempo Completo: LBF

0
202
FOTO: Victoria Acevedo

Por Lilia González

Tras la determinación del gobierno federal de desaparecer el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, por parte de la Secretaría de Educación Pública Federal, la diputada federal Laura Barrera Fortoul lamentó la decisión pues, dijo, era una estrategia con resultados medibles y bajo una política de protección a la infancia.

“Se anunció la desaparición de las Escuelas de Tiempo Completo; como integrante de la Comisión de Niñez, como secretaria de la Comisión, como una defensora ferviente de este sector, me parece una decisión terrible, irresponsable y con profundas consecuencias. Tenía una razón de ser y, sobre todo, una estrategia y resultados medibles, reconocidos incluso por organizaciones internacionales como la UNICEF. Esta es una noticia en contra de la niñez”, dijo.

Recalcó que dicho esquema beneficiaba principalmente a madres trabajadoras, quienes encontraban en dichos espacios un lugar seguro para dejar a sus hijos estudiando mientras cumplían su horario laboral.

La legisladora priista indicó que las malas decisiones por parte del gobierno federal se han acumulado en contra de la niñez; lo anterior, ante la eliminación del programa de Estancias Infantiles que beneficiaba a casi 500 mil menores, los cuales dejaron de recibir una atención de primera infancia de los 0 a los 5 años que es la etapa crítica del desarrollo neurológico.

“Este es un gobierno federal que no tiene rostro de niñez y que le da la espalda a la infancia mexicana. Hacemos un reclamo severo, serio, con toda la argumentación para el debate, sobre todo la construcción de acuerdos; queremos que se asignen los presupuestos necesarios para la niñez mexicana”, exclamó.

De manera adicional, señaló que a lo anterior se suma la desaparición de los comedores comunitarios, puesto que el 40% de quienes atendía este esquema eran niñas, niños y adolescentes; además se suma la falta de medicamento para niños con cáncer y de vacunación en el cuadro básico.

Finalmente, recalcó que hay una ausencia permanente de presupuesto y políticas públicas que hagan visibles los derechos de la niñez mexicana.