Gil Navor, originario de Ixtlahuaca, preserva su lengua materna a través del rap

0
267
FOTO: Especial

Por Alelhi Rodríguez

Mediante el género musical rap, Gil Navor hace sonar su cultura y raíces. Este joven de 28 años, de pueblo mazahua, originario del municipio de Ixtlahuaca, así preserva su lengua materna.

“Tengo temas completamente en mazahua, porque no se trata de entender lo que dice. Cuando escuchan una canción en inglés muchos no lo entienden, en cambio, la rítmica te envuelve, te hace imaginar cosas, entonces el mazahua pretende hacer eso, que con mi voz, de alguna forma se imaginen lo que estoy sintiendo, que no es necesario entender, que simplemente el sentir te haga ser parte de”, comentó.

Un apasionado de las notas que incursionó en el género rock y, posteriormente, en el rap, que encontró en este último una forma de expresar su inconformidad, ya que desde pequeño ha sido discriminado por ser indígena.

“La vida me preparó, al ver las injusticias y sentirme impotente; esa impotencia desgarradora, querer gritar y no poder hacer nada, eso fue lo que me impulsó a hacerlo con letras, sin hacer daño a nadie, simplemente curarme toda esa rabia con la que se sufre y se crece”, agregó.

El éxito del artista ha permitido que en otros países ya se escuche su música; esto ha sido posible gracias a las redes sociales, “de Estados Unidos, Colombia, Perú, Venezuela, Italia, me escriben y dicen que escuchan mi música”.

Pocos como él, en el Estado de México, que dejan ver sus orígenes con la música. “La mayor satisfacción es saber que Gil Navor está dejando un legado sin precedente en la cultura mazahua y a nivel estatal”, apuntó.

El año pasado, este mexiquense fue reconocido con el Premio Estatal de la Juventud, por enaltecer a la comunidad mazahua, además de que ha sido inspiración para varios alumnos de universidades de la entidad y nacionales, para escribir tesis.

De acuerdo con el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas (CEDIPIEM), en la entidad 132 mil 710 son hablantes de esta lengua; del otomí 106 mil 534 hablantes; 71 mil 338 son nahuas; 2 mil 178 tlahuicas y mil 76, matlazincas.